Guardia Civil. Archivo
Guardia Civil. Archivo

Un agente de la Guardia Civil, perteneciente al puesto principal de Carmona, arrestó a dos individuos al observar sus intentos de robo en un automóvil. El incidente tuvo lugar en la misma localidad cuando el agente, fuera de servicio en ese momento, notó a un hombre y una mujer comportándose de manera sospechosa alrededor de un vehículo.

Estas personas, al creer que no había testigos, rompieron el cristal de uno de los vehículos estacionados en la vía con la intención de sustraer objetos de valor en su interior. El guardia civil, al presenciar la acción, confrontó a los dos perpetradores y procedió a detenerlos, solicitando el respaldo de sus colegas en servicio.

Según informó la Guardia Civil, varias patrullas del cuerpo acudieron rápidamente al lugar para respaldar a su compañero y trasladar a los dos detenidos al acuartelamiento para llevar a cabo las diligencias correspondientes por su presunta participación en el delito de robo en el interior de un vehículo.

Se reveló que los dos detenidos están vinculados a más de treinta robos en el interior de vehículos en la localidad. En el contexto de la prevención del delito, la Guardia Civil aconseja evitar dejar objetos de valor en el interior de los vehículos, ya que esto puede incentivar al delincuente a cometer el robo. En caso de ser absolutamente necesario, se recomienda no colocar dichos objetos en lugares visibles.