El pequeño se atragantó mientras cenaba en  casa con sus padres, el agente al escuchar gritos, rápidamente salió de su domicilio para poder socorrer al menor.

Un Guardia Civil fuera de servicio, al escuchar gritos de auxilio por parte de los familiares de un menor de tres años, consigue salvar de asfixia a un menor de tres, tras realizar diversas maniobras de reanimación y compresión .

Los hechos suceden el pasado día 4 cuando el menor de tres años se encontraba en casa cenando con sus padres, en un momento dado, éste se atragantó con un trozo de carne impidiéndole respirar. Su madre se alertó, al adoptar el menor un tono azulado en su cara y no poder toser ni reaccionar,.

La madre comenzó a gritar sin atinar que hacer, mientras el padre se puso en contacto con el servicio médico. Debido a los gritos de auxilio de la familia, se presentó en el domicilio un agente de la Guardia Civil, vecino del menor, y tras ver la situación del menor, rápidamente lo cogió, practicando diversas maniobras de reanimación y compresión en el esternón durante varios segundos , hasta lograr que el menor expulsara el trozo de comida que le impedía respirar.

El servicio médico a los pocos minutos se personó en el domicilio y valoró el estado del menor, comunicando a la familia que el pequeño había salvado la vida gracias a la rápida actuación del Agente.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *