Su vehículo tenía restos de pintura, dañado el sistema de alumbrado delantero e incluso una rueda reventada.

La Policía Local recibía este fin de semana las denuncias de tres vecinos de la calle Romero por los daños que le habían sido ocasionados a sus vehículos durante la madrugada mientras estaban estacionados. Los agentes procedieron a la inspección de los vehículos y comprobaron que en las partes donde se encontraban los daños habían quedado restos de pintura verde.

Asimismo, se comprobó que una señal vertical indicativa de paso de peatones situada entre las calles Arrayán y Romero había sido dañada. También fueron localizados otros dos vehículos en la calle Camino Priora con daños de consideración y con restos de pintura verde. Por la localización y altura de los daños observados en los vehículos, se consideró la posibilidad de que el vehículo causante de los mismos fuese de una altura superior a la de un turismo.

De esta manera, los agentes iniciaron la búsqueda de un vehículo de color verde con daños recientes, localizándose en las inmediaciones de la calle Romero un todoterreno de color verde con daños recientes en parte frontal, sistema de alumbrado delantero izquierdo y rueda delantera izquierda reventada. Los agentes se pusieron en contacto con el propietario del vehículo, se identificó a su conductor y admitió la autoría de los hechos.

Ante esto, los propietarios de los vehículos dañados fueron informados de los datos del vehículo causante de los desperfectos y se cumplimentaron los correspondientes partes de declaración amistosa de los siniestros.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad