Los edificios de nueva planta y naves de almacenes son pisos  considerados por la Junta de Andalucía como pisos ‘monumentales’, según el Ayuntamiento de Marchena. Ambas instituciones mantienen una disputas por la ampliación del conjunto histórico de la localidad.

Sevilla Actualidad. En Marchena hay pisos, naves y viviendas unifamiliares que son monumentales. Y no es por su especial belleza, relevancia arquitectónica ni por su especial interés artístico.

El Ayuntamiento de Marchena dice que estas construcciones gozan de la misma protección que el resto de monumentos de la localidad. Y es que la historia viene de largo.

El conjunto histórico contaba con una delimitación de 18 hectáreas desde el año 1966. Es un informe de la Consejería de Cultura de 2003, que estuvo paralizado hasta el año pasado, el que apuesta por incrementar la protección del casco histórico de Marchena.

Con la nueva delimitación, las hectáreas protegidas se multiplican por cuatro hasta alcanzar las 81, lo que supone el 60% del núcleo urbano marchenero.

Fue en octubre de 2008 cuando se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la ampliación del Conjunto Histórico Artístico de Marchena y en la actualidad ya se encuentra vigente.

Esto ha provocado de facto, la paralización de permisos municipales, pero en la práctica los propietarios se quejan de que no pueden realizar divisiones en sus parcelas o pequeñas intervenciones en sus bienes, ya que todo esto depende de la autorización de la Delegación Provincial de Cultura.

Según insiste el Ayuntamiento de Marchena, gobernado en coalición por PA y PP,  «calles o barriadas compuestas por bloques de pisos  están considerados por la Junta de Andalucía como pisos ‘monumentales’, ya que gozan de la misma protección que tiene un monumento cualquiera». También se han incluido parques y jardines de 20 años de antigüedad en la zona de protección monumental.

Juan Rodríguez Aguilera, alcalde de la localidad, explicó que pretende agotar todas las vías posibles de diálogo para lograr que la Delegación de Cultura amplié el Conjunto Histórico de la localidad.  Para el alcalde el próximo paso en todo esto “será concienciar a toda la población de Marchena de la repercusión que tiene una medida de estas características”.

El PSOE reconoce que es «excesiva»

Todo esto le resulta algo “excesivo” al portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Juan Antonio Zambrano. El portavoz de la oposición apuesta por “negociar” con las autoridades para “compaginar” el negocio de la construcción de los pisos con la protección del Conjunto Histórico de la localidad.
 
Zambrano ve que Marchena no solo cuenta con ese legado patrimonial, sino que existen otros bienes que no están dentro de los límites del Conjunto y que también merecen ser protegidos y calificados como monumentales. Por ello, ayer se reunió con varios empresarios de la construcción para  analizar la situación y solicitó al Ayuntamiento las alegaciones del procedimiento de ampliación.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario