teatro-italica

La Diputación celebra este jueves un Pleno donde figura el respaldo al conjunto de Itálica para que sea considerado Patrimonio de la Humanidad, la segunda convocatoria del FEAR, la base militar de Morón de la Frontera y el destino del antiguo hospital militar Vigil de Quiñones.

El Pleno de la Diputación de Sevilla celebra este jueves una nueva sesión cuyo orden del día lo abre una declaración institucional en respaldo a la iniciativa de la Fundación Itálica de Estudios Clásicos de promover una candidatura del conjunto arqueológico de Itálica, a la declaración de Patrimonio de la Humanidad, según informan agencias.

Después figura una modificación de las bases específicas del Plan Complementario de Inversiones Financieramente Sostenibles promovido por la Diputación, para que los ayuntamientos gasten, mediante obras y actuaciones municipales, el excedente de la liquidación del ejercicio presupuestario 2012 de la institución provincial, el denominado ‘Plan Supera’.

Igualmente, figura en el orden del día la segunda fase del Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables, el conocido como FEAR, una línea de anticipos reintegrables que la institución ofrece a los ayuntamientos sin costes financieros, al objeto de que gocen de liquidez. Esta segunda convocatoria del programa, consolidado ya en la línea anual de respaldo económico de la Diputación a los ayuntamientos, cuenta con una partida de 17,6 millones de euros.

En cuanto a las mociones de los grupos políticos, el PSOE eleva a debate una en apoyo al Sello Europeo de Calidad para la aceituna de mesa y otra reclamando al Estado un tipo específico de IVA para el sector del turismo. El PP, de su lado, propone reclamar a la Junta medios humanos y materiales para los juzgados de Utrera a fin de frenar su «colapso», así como una moción sobre una línea de financiación para la cancelación de los préstamos suscritos por los ayuntamientos merced al real decreto Ley 4/2012, que habilitaba vías de endeudamiento para que las administraciones saldasen deudas con sus proveedores.

IU-CA, de su lado, eleva a debate una moción sobre las bases militares extranjeras en Andalucía, toda vez que la empresa estadounidense que gestiona los servicios de la base aérea de Morón de la Frontera acaba de consumar otros 55 despidos en la plantilla española del recinto en lo que constituye el tercer expediente de regulación de empleo (ERE) que sufren estos trabajadores.

El PA, de su lado, propone reclamar a la Junta la reapertura del antiguo hospital militar Vigil de Quiñones, cedido por el Ministerio de Defensa hace unos diez años y aún pendiente de su entrada en servicio como hospital público.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad