Audiencia Provincial de Sevilla / SA

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha confirmado la sentencia que propuso la Audiencia de Sevilla para un hombre que abusó de su hija menor de edad y autista en la localidad sevillana de Coria del Río. El hombre ingresará seis años en prisión por abusar sexualmente de su hija de 12 años de edad, que sufre autismo y que tiene una discapacidad del 65%. De esta forma, el alto tribunal andaluz reafirma la sentencia tras la apelación del acusado, sobre el que pesa un delito de abuso sexual continuado sobre una menor de edad, agravado por la vulnerabilidad de la víctima.

Según la sentencia, el acusado aprovechaba los días que la menor se quedaba con él conforme al régimen de visitas para meterse en la cama de la menor y cometer los actos con la intención de «satisfacer sus deseos libidinosos». Los hechos ocurrieron entre agosto y octubre de 2016, sin que conste una fecha exacta.

La sentencia, además de los seis años de prisión, impone al hombre que abusó de su huja autista la prohibición sobre el varón de acercarse a su hija o comunicarse con ella durante diez años, siete años para la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad y cinco años de libertad vigilada tras su salida de prisión. Además deberá pagar 50.000 euros a la víctima.

Confianza en el testimonio de la menor

Tras una serie de pruebas e informes realizados por una pedagoga a la víctima, se cree en la veracidad de su testimonio y de descarta que una tercera personas pudiera haber influido en el discurso de la menor.

«Las palabras utilizadas por la menor, así como los dibujos que realiza ante la pedagoga» son pruebas suficiente para el tribunal para creer en la narración de los hechos de la víctima, que en el momento de las pruebas tenía 14 años. Además, la versión que la niña contó a la pedagoga se repitió en sus sesiones con una psicóloga, y luego se corroboró con unos dibujos que realizó.