Centro de Salud de Carmona

Los sanitarios del Centro de Salud Nuestra Señora de Gracia de Carmona han comunicado que se van a manifestar todos los lunes a las 12:00 horas en la puerta del centro para pedir una mejora de sus condiciones laborales, y que está generando una importante merma en la capacidad para prestar una atención sanitaria adecuada al municipio. La protesta consistirá en un paro de la activida de diez minutos.

Los sanitarios del centro de salud de Carmona denuncian que la falta de sustituciones de los facultativos que causan baja laboral, con autocobertura por los demás compañeros, «supone un grave perjuicio para la ciudadanía, que ve cómo sus médicos tienen cada vez menos tiempo para asistir las consultas, ya que incluso se ven obligados a atender urgencias en ese mismo horario en agendas paralelas a las de las citas del día».

Sanitarios del centro de salud de Carmona con problemas de «hipertensión»

Estas condiciones laborales que sufren los sanitarios de Carmona les está provocando problemas de salud, según un informe elaborado por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y que reconoció «la influencia crítica de los problemas organizativos y el riesgo percibido por los profesionales médicos». El informe declaraba categóricamente que «se ha podido determinar que los profesionales médicos del Centro de Salud de Carmona sufren estrés laboral, por cuanto perciben que hay un desequilibrio entre lo que se les pide (demandas de trabajo) y los recursos personales que ponen a disposición para hacer frente a dichas demandas, existiendo indicios de pérdidas de salud por este motivo».

Además, revelaba la dimensión de la sobrecarga de los facultativos, que deben afrontar cada día, además de su agenda de 47 pacientes, tareas tales como seguimiento de sintrom, seguimiento de los usuarios transfundidos, recetas de farmacia, renovación de tratamientos, etcétera. A todo ello se suma la atención de «pacientes de urgencias (bises) que hay que intercalar en las consultas, de media 7 urgencias de este tipo. En los días analizados, el 2 de noviembre se atendieron 80 urgencias entre 12 facultativos, el día 3 se atendieron 38 urgencias entre 15 facultativos y el día 4, 57 urgencias entre 15 facultativos, aunque de forma habitual se reparten las urgencias de forma alícuota entre 6 a 10 facultativos». Además, los facultativos también deben «bisear los pacientes del profesional que no está por distintos motivos (saliente guardias, enfermedad, descansos, etc.)».

Todo ello supone, según el mencionado informe, una «exposición a condiciones de trabajo de riesgo» y una «saturación de los profesionales en esta época de pandemia por la covid-19, bajando la tolerancia a esfuerzos extraordinarios que demanda el sistema»

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad