medios

El alcalde y los sindicatos firman el nuevo convenio colectivo que establece una política salarial más austera y realista. Con este acuerdo se suspende las ayudas y suprimen los pluses establecidos que habían supuesto casi 500.000 euros anuales desde 2006.

El alcalde de Mairena del Aljarafe, Ricardo Tarno, y los representantes sindicales de CC.OO., UGT y USTEA, José Antonio Tellado, Rita Ruiz y Mª del Mar Martínez, respectivamente, han firmado esta mañana un nuevo Convenio Colectivo que establece una nueva política salarial más austera y realista, suspendiendo las ayudas y se suprimen los pluses establecidos en el anterior acuerdo de 2005.

Esta decisión, tomada desde el consenso y tras aprobarse en la asamblea de trabajadores con un mayoría abrumadora, se ha adoptado tras dos años de negociación entre el equipo de gobierno de Ricardo Tarno y los sindicatos, como consecuencia de la grave situación financiera del Ayuntamiento y de la imposibilidad de dar cumplimiento al anterior Convenio Colectivo, en el que se pactaron incrementos de hasta 185% (pluses de sábados, domingos, festivos, rotación, turnicidad y horas extras) que han supuesto un aumento de los gastos de personal de casi 370.000 euros anuales desde 2006.

Por todo ello, desde la llegada de Ricardo Tarno a la alcaldía en 2011, se pretendió denunciar el anterior convenio colectivo para negociar las desproporcionadas cuantías pactadas por el anterior gobierno socialista y suspender otros conceptos salariales y extrasalariales entre los que destacan el de la acción social a los empleados y cuya cuantía asciende a una cantidad aproximada de 120.000 euros anuales en conceptos tales como educación, ayuda para prótesis y odontología (262 euros), planes de pensiones, premios especiales a los años de servicio o a la jubilación (de 17.000 a 39.000 euros según la edad).

Ya en 2012, el gobierno municipal y los sindicatos llegaron a importantes acuerdos parciales para la reducción del 8,5% de la masa salarial sin que su aplicación se llevara a efecto estancándose la negociación hasta el punto de llevarse a cabo la externalización del servicio de recogida de basuras subrogando a una veintena de trabajadores para ver garantizada su estabilidad laboral, evitar el colapso del servicio y reducir la tasa de basura a los ciudadanos en más de un 4% para 2014.

Finalmente, antes del pasado verano, el gobierno municipal y los sindicatos acordaron dar un impulso definitivo a la negociación colectiva, como claro ejemplo de la intención negociadora, en todo momento de ambas partes, y que se plasmó, primero, en el preacuerdo del 24 de octubre y, posteriormente con su ratificación por parte de la mayoría de los trabajadores en la asamblea celebrada ayer.

Para el alcalde, Ricardo Tarno, “es de agradecer a los sindicatos firmantes su comprensión ante la gravedad financiera del Ayuntamiento y el sacrificio hecho por los trabajadores para sacar a nuestro Consistorio de la quiebra económica que nos encontramos en 2011”, además de indicar que la suspensión de las ayudas no conlleva su pérdida ya que existen otros mecanismo de percepción por parte de otras administraciones que garantizan estas ayudas a quien realmente lo necesitan por lo que no se producirá desprotección”.

Por su parte, desde los sindicatos se ha destacado el enorme compromiso y esfuerzo llevado a cabo ya que entienden que la situación insostenible en la que se encuentran las arcas municipales obliga a realizar este esfuerzo que confían en que acabe en armonía social, aunque recuerdan que seguirán negociando para que se mantengan, en todo momento, los derechos laborales de los trabajadores, como viene ocurriendo hasta ahora. 

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *