concentracion-trabajadores-dosbio

Los sindicatos denuncian la celeridad y las fechas elegidas por Ebro Food para recortar una plantilla cuya continuidad estaba asegurada en el convenio firmado por la empresa con el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía.

La empresa Ebro Food ha comunicado el despido a siete trabajadores de la empresa de i+d+i ‘Dosbio’ de La Rinconada, último reducto de empleo que quedaba en el municipio de la antigua azucarera, otrora motor económico de la localidad.

Tras el cese de la actividad azucarera, derivado de la reestructuración de la Organización Común del Mercado (OCM) del azúcar aprobada por la Unión Europea, La Rinconada consiguió una importante inyección económica para aminorar la pérdida industrial por el cierre definitivo de la Azucarera Ebro Puleva. En la negociación, en la que estuvieron presente la empresa, el Ayuntamiento de La Rinconada y la Junta de Andalucía, se acordó la reubicación de los trabajadores en las distintas factorías que posee la multinacional, a excepción de un grupo, que integraría ‘Dosbio’, cuya función sería la investigación y el desarrollo de alimentos funcionales, y en el que la empresa se comprometía a mantener los puestos de trabajo.

Los trabajadores, en una nota, denuncian que Ebro Food «con mucha celeridad y sin dejar margen de maniobra a los sindicatos» ha despedido a siete empleados. Según explica Juan Antonio Ferrer, afectado y portavoz de los trabajadores, «el lunes los enlaces sindicales y los afectados recibimos la carta de despido, con fecha de ejecución el próximo 2 de agosto y sin ninguna explicación al respecto». Los siete afectados acumulan en algunos casos, una antigüedad de 35 ó 40 años en la empresa, pero la empresa, acogiéndose a la reforma laboral en vigor, sólo ofrece una indemnización de 20 días por año trabajado.

Los sindicatos han solicitado que se paralicen los despidos de forma inmediata y que le empresa se siente a negociar una salida que perjudique lo menos posible a todas las partes afectadas. Los trabajadores reclaman a la empresa la aplicación de medidas dirigidas al mantenimiento del trabajo, ya sean recolocaciones en otros centros del grupo Ebro Food, o medidas de suspensión o reducción de las jornadas.

Esas reivindicaciones van acompañadas del encierro de los siete afectados y de los responsables sindicales en las dependencias de ‘Dosbio’, como primer paso de un calendario de movilizaciones que se ha establecido para reivindicar los puestos de trabajo. El alcalde de La Rinconada, Javier Fernández (PSOE) ya ha mostrado su «total total apoyo sin fisuras a los empleados despedidos y al resto de la plantilla de Dosbio».

El representante de los trabajadores ha manifestado que “estamos abiertos al diálogo, somos conscientes de las dificultades derivadas de la crisis y estamos dispuestos a llegar a un acuerdo, pero siempre que la empresa acceda a sentarse en una mesa de negociación y que se tengan en cuenta a todas las partes implicadas”.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *