El caso del niño desaparecido el pasado fin de semana en Morón de la Frontera da un nuevo giro y las investigaciones se centran en Madrid. En el extrarradio de la capital es donde buscan ahora al menor, cuya madre asegura que «se le murió» y que lo «tiró a un contenedor». Sin embargo, esta no es la primera versión que da, ya que en un primer momento la mujer aseguró a los agentes que ella misma lo había matado y lo había «tirado por ahí».

La mujer ha cambiado ya varias veces de versión. Si bien confesó haberlo matado y arrojado después «en una de las salidas de una carretera de entrada a Madrid, en unos contenedores junto a un edificio blanco», su versión ahora es que murió de una enfermedad y lo «tiró a un contenedor». También ha llegado a afirmar a los agentes que su hijo murió el pasado 8 de septiembre. Es decir, cuatro días antes de huir con él, un hecho incoherente teniendo en cuenta que fue vista con el menor con vida en un hotel de Talavera.

Encuentran el teléfono de la mujer en un contenedor de Morón

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía han informado este jueves que el móvil de la madre ha sido ya localizado. Este se encontraba en un contenedor de residuos del municipio sevillano, cerca del domicilio familiar.

Según la Policía Nacional, el teléfono tenía la pantalla rota. Ahora, se procederá al análisis de la información para averiguar qué ha pasado con el menor si este sigue con vida.

Visto por última vez el domingo

El joven, que presenta problemas de movilidad y se desplaza en silla de ruedas, fue visto por última vez junto a la madre en un hotel en la localidad manchega de Talavera de la Reina. Al día siguiente, el lunes 13 de septiembre, una patrulla de la Guardia Civil identificaba a la madre del niño desaparecido de Morón, «desorientada» y sin la presencia del menor en una carretera de Segovia.

En ese momento comunicó a los agentes que había acabado con su vida, tirándolo «por ahí». Actualmente son los agentes del Instituto Armado los que investigan los hechos y buscan al menor por si continuara con vida. La madre, separada del padre del hijo del que está separado, tiene la custodia de los dos hijos del matrimonio de Morón: el menor desaparecido y una joven de 18 años.

Actualmente la mujer se encuentra en un centro psiquiátrico mientras los agentes investigan los hechos si descartar ninguna hipótesis. Aunque no creen la totalidad de su testimonio, esperan que la mujer alcance mejoría y pueda dar pistas a los agentes en el lugar en el que ocurrieron los hechos para localizar al menor.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad