La provincia de Sevilla reúne una gran cantidad de parajes naturales y caminos donde practicar senderismo y otras actividades al aire libre. Pero no solo la naturaleza es el principal atractivo que los caminos de senderismo tienen en Sevilla. Rutas históricas, lagos e incluso playas naturales se pueden encontrar caminando por las zonas rurales de la provincia.

Camino de las Ruinas de Mulva

Munigua es un conjunto arqueológico al norte de la provincia de Sevilla, a 8 kilómetros de Villanueva del Río y Minas. Fue descubierto en 1765 por dos investigadores de la Academia de Buenas Letras de Sevilla que visitaron las ruinas y que identificaron correctamente como un santuario prerromano.

Uno de los edificios del asentamiento de Munigua. Caminos Vivos

El asentamiento más antiguo detectado en Munigua se fecha hacia fines del siglo IV a. C. y se concentra en el sector Norte y Noroeste del cerro, que debió estar densamente poblado por entonces. La principal actividad económica de este poblado fue, ya desde ésta época, la extracción y fundición de mineral de hierro, documentada en varios puntos por la acumulación de escorias.

Este sendero cuenta con un recorrido de cerca de 9 km y una dificultad moderada ofrece a todo aquel que lo realiza espectaculares vistas.

Pico El Terril

El pico del Terril es la máxima altitud de la provincia española de Sevilla, con 1129 metros sobre el nivel del mar. Se localiza en la línea límite entre los términos de las localidades de Algámitas y Pruna, en la cumbre del cerro conocido por “El Monigote” que es el más elevado de la Sierra del Tablón.

Una de las vistas que ofrece la Ruta del Pico El Terril. Wikipedia

Con una ruta de 6,88 kilómetros, es ideal recorrer este camino de senderismo en un día soleado y con ausencia de humedad, pues las rocas arcillosas que lo componen pueden provocar resbalones indeseados que estropeen la jornada de senderismo.

Castillo de Constantina

También conocida como la ruta de los Castañares, es una de las rutas en las que la inmersión en la naturaleza es más profunda, al estar rodeados de vegetación propia de la Sierra Norte. En Constantina, al final de la Alameda, siguiendo la calle Venero, parte el Camino de las Erillas, donde el sendero tiene su inicio. Seguimos el sendero ascendiendo por la Cuesta de Márquez.

Ahora el camino pasa entre paredes de piedra, y, cuando llevamos kilómetro y medio de recorrido, a la izquierda sale un camino que sirve de atajo para hacer más corto el sendero. Continuamos nuestro camino y al llegar a un muro de piedra, gira el sendero a la izquierda. Más adelante y a la izquierda, hay un cruce con un camino que utilizaremos para retornar al punto de inicio.

Ruta de los castañares y del Castillo de Constantina. SA

La senda continúa estrechándose y según descendemos tenemos como referencia el Castillo de Constantina. Por una carretera asfaltada subimos al castillo, donde podremos disfrutar de espléndidas panorámicas. Una excursión ideal para realizar en familia debido a su corto trayecto, de poco más de 5 kilómetros.

Cascadas del Huéznar

Las Cascadas del Huéznar es una zona del río del mismo nombre donde se encuentra una serie de cascadas y pozas que surgen al caer las aguas sobre peculiares formaciones calizas conocidas como travertinos. A lo largo de estos saltos de agua, llamados también Las Chorreras, el río recorre su cauce con abundante agua cristalina. Este conjunto de cascadas fue declarado Monumento Natural en 2001.

cascadas-del-hueznar

El inicio del sendero se encuentra en el área recreativa El Martinete. Ascendiendo hasta el río y la cascada, nos encontramos con abundante vegetación de ribera, poblada de un espeso bosque en galería de olmos, fresno, sauces y alisos, y se finaliza volviendo al restaurante El Martinete, teniendo un recorrido circular.

El Monumento Natural Cascadas de Huéznar acoge a una rica variedad de fauna con especies como el mirlo acuático, el martín pescador, el azor, la garza real o la trucha.

El baño está prohibido en las cascadas. La denominada playa de San Nicolás, aguas arriba del monumento natural, es el único lugar habilitado para ello.

Cerro del Hierro

La presencia de hierro en las rocas de este cerro fue el origen del aprovechamiento minero que este enclave mantuvo desde época romana hasta el siglo pasado. Estos trabajos dejaron al descubierto un paisaje de formas y colores únicos en el que dominan las agujas, corredores o lapiaces. Las responsables de esta singular belleza son las calizas, rocas que sufrieron una erosión parcial por efecto de la lluvia y de la nieve, dando lugar a este espectacular karst que hoy es reclamo para amantes de la escalada.

Cerro del Hiero. Junta de Andalucía

Todavía permanecen algunas infraestructuras recuerdo de su pasado minero, como el antiguo trazado ferroviario que unía la explotación con la estación de Los Prados-Cazalla. Su acondicionamiento como vía verde de la Sierra Norte de Sevilla permite recorrerlo a pie o en bici. La ruta parte del antiguo poblado de la mina, donde residían los trabajadores, y de la Casa de los Ingleses, residencia de ingenieros y gestores de la mina venidos desde Escocia a finales del siglo XIX. Este edificio histórico ha sido rehabilitado para albergar el punto de información Cerro del Hierro.

Para conocer las singularidades de este monumento natural, nada mejor que recorrer el sendero Cerro del Hierro, una ruta de apenas dos kilómetros que se adentra en las galerías y túneles excavados en sus rocas.

A escasos nueve kilómetros del Cerro del Hierro se encuentra el municipio de Constantina, declarado Conjunto Histórico Artístico, donde disfrutar de sus calles y monumentos llenos de historia y de su exquisita cocina tradicional y afamados anises. A las afueras del pueblo, se ubica el centro de visitantes El Robledo, que permite al viajero conocer las características del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla e informarse sobre los lugares y rutas más interesantes.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad