La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha comunicado el fallecimiento de tres ancianos por COVID-19 en una residencia de mayores en Écija. El brote, detectado la semana pasada, ha dejado 47 personas afectadas, cinco de ellas trabajadores del centro.

Las tres personas habían dado positivo en las pruebas PCR al comienzo del brote, cuando se conocieron los primeros casos.

Las tres personas fallecidas habían sido vacunadas el pasado 27 de diciembre pero, según informa la Junta, padecían patologías que se agravaron con la enfermedad.

En la residencia de Écija, perteneciente al grupo Vitalia, los afectados ascienden a 47: 42 resientes y cinco trabajadores, según apuntó la Junta el pasado viernes.

Positivos en una residencia en Alcalá

La Residencia Guadaíra informaba este domingo de la detección de hasta 16 positivos en coronavirus entre los usuarios del centro.

En un comunicado emitido por ADDEMAR y el Consejo del Centro, la residencia ha señalado que los positivos se han confirmado mediante un cribado de pruebas realizado a todos los residentes, que se encuentran «en buen estado de salud, asintomáticos o con síntomas muy leves».

En la tarde del sábado han pasado por la residencia técnicos del Servicio Andaluz de Salud, inspeccionando y organizando el centro en función de las nuevas necesidades. A los residentes con COVID-19 se les ha agrupado en un ala del edificio, mientras que a sus contactos estrechos los han alojado en otra zona también independiente. «Nuestros familiares han cenado en sus habitaciones», señalaban.

Desde el centro han agradecido la «profesionalidad y el buen hacer de los trabajadores», ya que «esta tarde se han presentado muchos de ellos para ayudar en la organización del centro y en las tareas pendientes». La empresa ha reforzado además la plantilla por esta nueva organización del centro.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad