El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Sevilla ha condenado la reciente agresión sufrida por un enfermero Centro de Salud Los Carteros, en la localidad de San José de la Rinconada, a cargo de un usuario al que atendía en la consulta de enfermería. La agresión a este enfermero, con amenazas hacia la integridad física del profesional, ha sido ya denunciada ante la Guardia Civil y se ha tramitado la correspondiente Comunicación de Accidentes de Trabajo e Incidentes ante los responsables del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Tal y como explican desde SATSE, en la situación actual las consultas de enfermería en las que se atiende presencialmente se han convertido en la desembocadura de pacientes que han tenido problemas con las gestiones de citas o dificultades para ser atendidos, provocando que las enfermeras y enfermeros se lleven todas las quejas y frustraciones de los usuarios por cuestiones como la falta de citas con profesionales médicos.

De hecho, el Sindicato de Enfermería advierte que, como ya ocurriera el pasado verano, se está detectado un incremento de las situaciones de tensión en los centros sanitarios debido a que los usuarios descontentos con la asistencia responsabilizan a los profesionales de las carencias que sufren en la atención, siendo las enfermeras y enfermeros los principales perjudicados al ser el primer profesional con que el usuario se encuentra y que les atiende de manera presencial.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería ha apelado una vez más para que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares. De igual forma, SATSE ha recuerda que los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad del profesional, que en muchas ocasiones es la primera víctima de las deficiencias y que hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria.

De igual forma, SATSE ha vuelto a insistir a la Junta de Andalucía para que dote de los recursos humanos y materiales necesarios para atender a los ciudadanos como se merecen y así evitar que las deficiencias en la asistencia deriven en un acto violento contra los profesionales.

Por último, el Sindicato de Enfermería recuerda que durante el año 2020, y a pesar de los meses de confinamiento, en la provincia de Sevilla se registraron un total de 279 agresiones a profesionales del SAS, 43 agresiones físicas, y 236 verbales, tales como amenazas o insultos. Por centros, fueron en Atención Primaria donde se produjeron mayor número de agresiones con un total de 146 frente a las 133 registradas en los hospitales.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad