Como una gran alternativa a las tradicionales playas de la costa andaluza, la provincia de Sevilla también posee grandes zonas de recreo para huir del calor. Pantanos, lagos, riberas de ríos y playas artificiales hacen posible ir a refrescarse sin necesidad de salir de la provincia.

La mayoría de estas particulares playas sevillanas se encuentran en la Sierra Norte. La ‘Sierra Morena de Sevilla’ aglutina cantidad de parajes paradisíacos donde desconectar y esconderse del calor y las altas temperaturas. Un parque natural formado por diez municipios donde la oferta de ocio y cultural no envidia para nada a la que se pueda encontrar en las costas gaditana u onubense.

San Nicolás del Puerto

Una de las playas más famosas de la provincia de Sevilla es la situada en la localidad de San Nicolás del Puerto. Una playa que además aspira a conseguir la bandera azul debido a sus característica a nivel medioambiental, de accesibilidad, educativas y de seguridad.

Playa artificial de San Nicolás del Puerto. SA

Se trata de una de las playas más características de la provincia. Está situada a la vera del río Galindón, en pleno casco urbano de la localidad de la Sierra Norte. Cerca de esta playa se pueden visitar además las Cascadas del Huéznar, donde no está permitido el baño, y el Cerro del Hierro.

Esta playa vuelve a abrir este verano tras cerrar el pasado por la situación de la pandemia, aunque con tan solo uno de los tres chiringuitos que tiene en funcionamiento. El acceso a San Nicolás del Puerto se hace por la carretera A-455.

Lagos del Serrano

También en la Sierra Norte, cercano a la localidad de El Ronquillo, se encuentran los Lagos del Serrano, un paraje natural en el término municipal de Guillena ideal para ir a pasar el día con la familia. Se trata de un gran embalse de agua dulce, ideal para hacer actividades acuáticas, que además se encuentra a tan solo 45 kilómetros de Sevilla.

Gente pescando en los Lagos del Serrano. SA

Este lago lo atraviesa la Ruta de la Plata, el Camino de Santiago y la antigua vía romana, creando un camino con mucha historia donde realizar senderismo. La pesca, la acampada o los deportes acuáticos se pueden practicar en una zona muy accesible por carretera, por la A-66.

Pantano del Pintado

Muy cerca de Cazalla de la Sierra, el Pantano del Pintado, o también conocido como Pantano del río Viar, engloba los municipios de El Real de la Jara, Fuente del Arco, Monesterio y Guadalcanal. Es otra de las opciones a las que acudir a refrescarse durante el verano. A pesar de ser un lugar donde la sombra natural no abunda, se trata de un espacio en plena naturaleza donde desconectar y disfrutar del ecosistema de la Sierra Norte de Sevilla.

Práctica de kayak en el Pantano del Pintado. SA

El acceso es algo más accidentado, por un camino de montaña con muchas curvas, aunque con unas vistas de gran interés paisajístico, que discurre entre las sierras del Pimpollar y Padrona. Desde Sevilla, el trayecto desde la A-432 toma aproximadamente 1 hora y 40 minutos.

Senderismo, paseos a caballo, avistamiento de aves, kayak y la pesca son las actividades que se pueden disfrutar en este lago artificial de más de 40 kilómetros de perímetro. Además, cuenta con merenderos repartidos a lo largo de la orilla del pantano, equipados con barbacoas, mesas y bancos.

Isla Margarita

La Ribera del río Huéznar es otro de los parajes naturales más populares de la provincia. Junto a ella se sitúa Isla Margarita, una zona de ocio y relax al aire libre con merenderos junto a la Vía Verde de la Sierra Norte, uno de los senderos más populares y transitados del parque natural, perfecto para realizarlo a pie o en bicicleta.

Zonas de senderismo y vegetación en Isla Margarita. SA

Se accede a ella por un puente de madera atravesando el río. La sombra abunda y es un lugar perfecto para pasar una jornada de relax y disfrute en la naturaleza. Desde Sevilla, por la carretera de Lora del Río, el trayecto es de aproximadamente 1 hora y 20 minutos.

El Martinete

Dentro de las opciones donde pasar la noche acampando, El Martinete, junto a la Ribera del Huéznar, es sin duda la opción más atractiva. Desde este enclave se accede al Monumento Natural Cascadas del Huéznar, situándose a tan solo 150 metros por un camino.

Cascada de agua en El Martinete. SA

Este paraje, situado en el término municipal de San Nicolás del Puerto, se trata de uno de los visitados en la provincia para disfrutar del turismo rural.

Rivera de Benalija

Continuando el trayecto a través del Parque Natural de la Sierra Norte, la siguiente parada se encuentra en Alanís de la Sierra. En ella, el Río Benalija, un pequeño arroyo, es una opción más discreta si no somos aficionados a la masificación a la hora de hacer turismo rural.

Rivera de Benalija. SA

Este río desemboca además en el anteriormente mencionado Pantano del Pintado. A su vera, un pequeño camino se sitúa como ideal para practicar senderismo. El trayecto para llegar a este paraje natural es el mismo que llega al Pantano del Pintado.

Las Calderas

Abandonando la Sierra Norte de Sevilla, en la Vega del Guadalquivir, podemos encontrar la playa salvaje de Villaverde del Río, también conocida como La Caldera. El acceso hasta esta zona es bastante accidentado, aunque el camino merece la pena. Es una excursión de casi 7 kilómetros y 70 metros de desnivel.

Una de las Calderas en la playa salvaje de Villaverde del Río. SA

El río Siete Arroyos deja a su paso multitud de zonas donde refrescarse y hacer otras actividades, como el senderismo o los deportes campo a través. El trayecto se compone de cuatro piscinas naturales en las que hay diferentes cascadas, estando en todas ellas permitido el baño.

Menos de una hora por la carretera separan a Sevilla de esta maravilla natural por la SE-3105.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.