Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 56 años de edad en Morón de la Frontera, acusado por el abuso sexual de su sobrina menor de edad. El agresor aprovechó la relación de parentesco que le unía con la víctima para llevar a cabo los abusos en el domicilio familiar. Los hechos se producían en las ocasiones en las que se quedaba a cargo de la menor.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia interpuesta por la víctima de abuso sexual, menor de edad. En la actualidad, padece distintos trastornos psiquiátricos y psicológicos causados por el sufrimiento padecido. Al cumplir 13 años, la menor fue trasladada al domicilio de unos familiares al serle retirada la tutela a la madre biológica. 

Una vez que comenzó la convivencia con su tío, este aprovechaba las ocasiones en las que se quedaba solo a cargo de la menor. Entonces la amenazaba con que la echaría fuera del entorno familiar si no accedía a sus peticiones.

Según las diligencias de investigación realizadas, la víctima fue objeto de agresiones sexuales durante años. No decidió denunciar estas conductas por el miedo que le generaba hacer frente a la situación, al ser prolongadas en el tiempo y por ser un familiar directo. 

El Grupo de la UFAM de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación. Esta resultó muy compleja al encontrarse la víctima muy afectada y con diversos trastornos psiquiátricos. 

Al detenido en Morón de la Frontera, cuenta con antecedentes policiales, y se le imputa un delito de agresión sexual continuado a menor de edad, y ha pasado a disposición de la Autoridad Judicial.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario