Audiencia provincial de Sevilla
Audiencia Provincial/ SA

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a dos jóvenes de Dos Hermanas por la violación de una menor en octubre de 2018. La condena, dos años de internamiento en régimen cerrado y otros tres de libertad vigilada. Los jóvenes, menores de edad también entonces, habían acordado que la chica bailara para ellos como «premio» por salir ganadores en un juego de cartas.

El cinco de octubre de 2018, la menor se encontraba en una vivienda en Dos Hermanas, junto con cuatro chicos más. Mientras jugaban una partida de cartas, los jóvenes decidieron que la menor, entonces de 16 años, debía bailar para el que ganara el juego. Ella se negó desde el principio, pero el principal acusado la empujó a un dormitorio en contra de su voluntad. De nuevo, la chica se negó a realizar el baile y los dos chicos que habían entrada se marcharon.

Cuando le tocó el turno al principal acusado, la menor volvió a negarse, por lo que este la empujó a la cama y se tumbó encima de ella. Con la ayuda del segundo condenado, le quitaron la camiseta y el sujetador y comenzaron a hacerle tocamientos. Tras ello, la forzaron, tirándole del pelo, a realizarles una felación. Al finalizar le dijeron que aquello quedaba «entre nosotros».

Los acusados de la violación de una menor en Dos Hermanas se escudan en su vida privada

En el juicio que se celebró en torno a este caso, la defensa de los acusados entró en la vida privada de la menor. Mostró fotografías de sus redes sociales, en las cuales se ve a la chica con amigos y familia. De esta forma, trataron de hacer ver que una mujer que había sido violada no podía continuar con su vida normal.

Sin embargo, el juzgado de menores sí consideró que hubo violencia y delito de violación, debido también por la superioridad física de los dos agresores.

Ella les denunció para «no tener problemas con su novio»

Los acusados sostienen que «el ambiente era de broma, un juego consentido por la menor y que en ningún momento la forzaron». Afirman que la chica los denunció para no tener problemas con su novio. Sin embargo, las sentencias valoran que, tras producirse la violación, los demás chicos la vieron «angustiada, silenciosa y pensativa». Cuando la joven fue preguntada, esta lo confesó todo y enseguida acudió a denunciarlo a la comisaría y a un centro de salud.

Los dos jóvenes acusados de violación a una menor en Dos Hermanas deberán indemnizar a la joven con 10.000 euros y acudir a un taller de educación sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *