Adrián, el exnovio de Rocío Caíz, compró una motosierra poco antes de la desaparición de la joven el 3 de junio. Desde que los investigadores tuvieron conocimiento de esta compra realizada por el asesino, estuvo en el punto de mira. Lo dejaron en libertad con «vigilancia pasiva» por si cometía algún error o para poder seguirle la pista en el caso supuesto de que tuviese a Rocío secuestrada.

Rocío viajó desde Martín de la Jara hasta Estepa, lugar de residencia de su expareja, para recoger supuestamente un carrito de bebé en un taxi que pagó el verdugo de la joven. La familia declaró que Rocío había reconocido que el asesino la sometía a malos tratos y que no quería volver más a esa casa. La joven viajó sin saber que el padre de su bebé de 4 meses había urdido un plan macabro para acabar con su vida por haberse separado de él.

Al poco tiempo de que Rocío llegase a Estepa ya se le perdió la pista. Mandó algunos mensajes a sus familiares pero estos sospecharon de ellos porque les parecieron muy raros. En uno de ellos la joven decía que había conocido a un chico de Badajoz y que se marchaba con él. Los agentes siguieron el rastro del teléfono de Rocío y comprobaron que no había salido de Estepa. En uno de esos mensajes la joven afirmaba que le había robado 300 euros a Adrián para marcharse a Badajoz. Este es otro de los puntos que hizo sospechar a la Guardia Civil de Adrián puesto que en ningún momento denunció la desaparición de ese dinero.

El asesino ya estuvo el miércoles con la Guardia Civil, en calidad de testigo, pero esta vez ha acudido en calidad de culpable, ya que él mismo se ha atribuido los hechos. Adrián mató a Rocío con un cuchillo, que después tiró a un contenedor, y después descuartizó su cuerpo y repartió los trozos por diferentes puntos de la localidad de Estepa. El autor de los hechos llevó a los agentes hacia uno de los puntos donde dejó algunos de los restos: un contenedor de basura que ya había sido vaciado, y otros de los restos los dejó en zonas de campo. Uno de esos lugares es la salida hacia Aguadulce.

Durante la mañana de este viernes la Guardia Civil está custodiando la vivienda de la pareja de la madre de Adrián, según ha informado Diario de Sevilla. Se trata de un empresario, dueño de una fábrica de palés situada en la localidad de Estepa.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Estepa está llevando la investigación y es posible que decrete el secreto de sumario.

3 días de luto oficial en Martín de la Jara

El Ayuntamiento de Martín de la Jara decreta el luto oficial por el asesinato de la joven a manos de su expareja en Estepa. El luto ha comenzado a las 10:00 horas de hoy viernes y durará hasta las 00:00 horas del próximo lunes 14 de junio.

Las banderas del exterior del consistorio ondearán a media asta y las interiores lucirán un crespón negro o morado.

18 víctimas de violencia de género en 2021

Rocío Caíz ha sido la decimoctava mujer asesinada a manos de su pareja en lo que va de año. Su hijo es el séptimo menor que queda huérfano por estas circunstancias, tal y como ha informado el Ministerio de Igualdad. En total son 1096 las mujeres asesinadas por sus parejas desde que en España se registran estos casos (2003).

El día 10 de junio pasará a la historia como un día trágico porque se conocieron dos horribles noticias casi a la vez: la confirmación del asesinato del Rocío Caíz y la aparición de la pequeña Olivia a 1000 metros de profundidad en la costa de Tenerife.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *