Segunda sesión: declaran que circuló en sentido contrario

La tercera sesión del juicio a José Ortega Cano por el accidente que acabó con la vida de Carlos Parra ha transcurrido con la declaración de testigos. Un empleado del Hotel La Arquería de Burguillos asegura que el diestro «se tambaleaba un poco». Profesionales que atendieron tras el accidente indican que el diestro no daba olor a alcohol.

El juicio por el accidente mortal que tuvo lugar entre Burguillos y Castilblanco de los Arroyos el 28 de mayo de 2011 ha continuado en su tercera sesión este jueves con la declaración de dos testigos. Un empleado del Hotel La Arquería de Burguillos ha declarado que coincidió con José Ortega Cano la noche del accidente y pudo ver cómo  «se tambaleaba un poco», lo que interpretó como que «había bebido alcohol». 

En declaración al Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla, este empleado indicó que también le sirvió con «una copa de balón» en la mano llena «de un líquido de color oscuro con hielo», punto en el que ha precisado que este tipo de copas «se usan para bebidas espirituosas, alcohólicas». Momentos después, ha declarado el testigo, vio cómo en la explanada ubicada junto al hotel el diestro estaba  «intentando abrir» la puerta del coche, pero «le costaba trabajo», y ha recordado una conversación donde el gerente del establecimiento decía a un cliente:  «he visto al maestro como no lo he visto nunca; mi señora le ofreció una habitación para que se quedara».

Sin embargo, en un careo que ha tenido lugar durante la sesión entre el camarero y el gerente de La Arquería, este último ha declarado que «nunca» ha visto a Ortega Cano borracho. El empleado, que anteriormente había trabajado como camarero en la finca propiedad del acusado, ha aseverado que «no le ha servido nunca coca-colas ni aquarius», sino que «normalmente» le servía «whisky, vino o manzanilla dulce». 

Esta versión vendría a contradecir la declaración del diestro en las cuestiones previas de la primera sesión del juicio cuando aseguró que se creía «no responsable» por el accidente mortal que acabó con la vida de Carlos Parra, vecino de Castilblanco de los Arroyos, hace dos años. Ortega Cano insistió en que no había bebido y dijo ser una víctima de «una injusticia tremenda» por su condición de famoso.

La sesión la han cerrado las declaraciones de uno de los bomberos que participó en las labores de rescate del diestro, el conductor de la primera ambulancia que acudió al accidente y el médico de ese equipo, y  el doctor que atendió a Ortega Cano en Urgencias del Hospital Macarena, que han coincidido en afirmar que al momento de atender a Ortega Cano no se percataron de olor alcohol y que los comentarios de éste eran «coherentes» con un nivel de conciencia óptimo tras el accidente.

La estrategia de la defensa en el Juicio tiene lugar pasa por la anulación de las pruebas de alcoholemia que se practicaron a la sangre del diestro José Ortega Cano, al entender que no se garantiza la cadena de custodia, y que dieron una tasa de alchol en sangre de 1,26, el triple de la permitida. El juzgado no atendió esta demanda, aunque anunció que podría tenerse en cuenta en la resolución del caso, en el fallo de la Justicia en este caso.

En Castilblanco de los Arroyos una pancarta con el lema ‘Queremos Justicia para Carlos Parra’ ha sido desplegada en la vía de acceso al núcleo urbano de este municipio de la Sierra Norte de Sevilla, la misma que ha aparecido en los balcones de algunas viviendas.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *