Una niña de la localidad sevillana de Espartinas ha protagonizado una historia con final feliz, tras salvar a su madre llamando al 112. La madre de esta joven de siete años sufría una hipoglucemia, de lo que se percató, llamando a los servicios de emergencia.

Se llama Alba Serrano, tiene siete años, y acude al Colegio Maestra Natalia Albanés. Su madre, Nuria, padece diabetes desde hace años, por lo que sus padres le han enseñado cómo actuar si su madre sufre una bajada de azúcar.

Su madre lleva puesto un parche que parpadea cuando bajan los niveles de azúcar en sangre. Todo ocurría hace dos semanas, cuando Nuria, aún en la cama al ser temprano, caía inconsciente. Su padre, Álvaro, se encontraba de misión en Rumanía, por lo que la pequeña Alba no dudó en actuar al percatarse de lo que estaba sucediendo.

Sin perder el tiempo, ofreció a su madre un sobre de azúcar y un refresco. Al observar que no reaccionaba, Alba marcó el botón de SOS del teléfono de su madre, como le habían enseñado sus progenitores previamente. La pequeña niña, que reside en Espartinas, siguió las instrucciones de los agentes de la Guardia Civil que se personaron con total disciplina.

Una historia que demuestra la importancia de formar a los más pequeños en primeros auxilios lo antes posible, pues pueden llegar a salvarte la vida.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodismo. Apasionado por la comunicación. Aprendiendo todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *