pleno-espartinas-20121227 650 451

El alcalde, Domingo Salado (PP), dio luz verde al reglamento por el que el Ayuntamiento asumirá la grabación de los plenos y anula la normativa consensuada con otros partidos.

El Ayuntamiento de Espartinas asume la grabación de las sesiones plenarias y no permitirá la grabación a terceras personas. El nuevo reglamento municipal aprobado en el último Pleno celebrado el 27 de diciembre regula en su artículo 48 la grabación audiovisual de las sesiones, que quedará exclusivamente en manos de los operarios municipales. El artículo establece que las sesiones se pondrán a disposición en la página web municipal.

La controvertida medida del equipo de Gobierno que lidera el popular Domingo Salado viene a sustituir a la aprobada el 22 de noviembre con los votos de PP, PSOE, IU y UPyD que restringía el derecho a la información para las entidades y personas de la localidad.

Solo el PA se desmarcó entonces de la moción, consensuada por el resto de concejales de la corporación. Los andalucistas defendieron el derecho a la información ‘sin condiciones’ en un comunicado difundido en su página web tras la aprobación del resto de grupos.

Los vecinos entraban en un agravio con respecto a personas y entidades de ámbito no local al tener que solicitar permisos especiales, acreditarse con antelación para cada sesión plenaria, hacer una declaración jurada y cumplir una serie de cláusulas obligatorias como la grabación con trípode.

Transparencia institucional

El nuevo reglamento “descubre que la ‘norma-trípode’ era solo una argucia para ganar tiempo y montar este reglamento fascista” ha declarado Macarena Amores, periodista y activista de la plataforma Graba Tu Pleno, quien viene reclamando desde marzo de 2012 la normalización del derecho a informar de las sesiones plenarias en el Ayuntamiento de Espartinas.

Tras meses de peticiones en el registro municipal, Amores interpuso un recurso de silencio administrativo. El 17 de septiembre, la corporación anunció el desarrollo de una normativa de consenso entre las fuerzas políticas del Ayuntamiento, que finalmente ha sido anulada solo un pleno después de su aprobación.

“Es un nuevo mazazo para los que perseguimos la transparencia en nuestras instituciones, para los que exigimos políticos de altura al frente de nuestros Ayuntamientos”, señala Amores, quien ha criticado a las fuerzas políticas que apoyaron la primera normativa que limitaba el derecho a la información. “Hubiera sido mucho más efectivo si el pasado 22 de noviembre se hubieran plantado en defensa de la libertad de información plena y real en Espartinas ante la normativa que el PP quería sacar adelante”, concluye.

www.SevillaActualidad.com