Plantación en Lantejuela / GC

La Guardia Civil detiene a un vecino de La Lantejuela como responsable de tres plantaciones de marihuana, imputándole delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Se trata de una investigación iniciada el verano pasado por la Guardia Civil de Marchena, al tener conocimiento que un individuo de la localidad de Lantejuela, había alquilado varias viviendas viejas en las que podría estar cultivando Cannabis sativa en su modalidad indoor.

La Guardia Civil averigua que el ahora detenido tenía muchos colaboradores locales que vigilaban por si los agentes se acercaban a los lugares donde estaban las plantaciones, y no se marchaban hasta asegurarse que el vehículo policial camuflado se había marchado de la localidad. Todo esto dificultó mucho en trabajo de la Guardia Civil, que se ha tenido que prolongar varios meses.

No obstante, a principios del presente mes de marzo,  los agentes pudieron corroborar que en las tres viviendas alquiladas existían conexiones ilegales al tendido eléctrico,  con consumos elevadísimos de luz, siendo este hecho anormal para un consumo habitual en una vivienda habitada, y más cuando las tres viviendas presentan síntomas de abandono, en mal estado y sin contador de luz conectados. Además, las ventanas de los inmuebles se encontraban siempre cerradas, las persianas bajadas, y de ellos que emanaba un olor característico a marihuana.

Por último la Guardia Civil constata que la persona investigada acude cada día, tanto al amanecer como al atardecer, a los inmuebles que tiene alquilados para efectuar labores de mantenimiento de las supuestas plantaciones.

Por todo esto, en la mañana del pasado día 15 de marzo, y en base a orden de entrada y registro otorgada por el Juzgado, componentes del Grupo de Investigación de la Guardia Civil de  Marchena, apoyado por otras Unidades, procedieron a efectuar registros domiciliarios en los citados inmuebles,  encontrando en su interior tres plantaciones de cannabis con 202 plantas en total, las cuales estaban en proceso de crecimiento próximas a la floración.

Tras el registro se pudo comprobar que las instalaciones indoor obtenían la corriente eléctrica necesaria para poder dar luz, ventilación y climatización, mediante una serie de conexiones ilegales a la red eléctrica.

Finalmente la Guardia Civil procedió a la detención de una persona, un varón de mediana edad, como responsable de las tres plantaciones, por los supuestos delitos contra la salud pública y otro delito por defraudación de fluido eléctrico.

La investigación continúa abierta, y no se descartan nuevas detenciones.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad