Juzgados de Sevilla
Juzgados de Sevilla / SA

La Fiscalía de Sevilla solicita un año de cárcel para cada uno de los investigados por un presunto delito de amenazas condicionales.

Un jurado popular enjuiciará a partir del próximo día 14 de diciembre en la Audiencia Provincial de Sevilla a dos varones acusados de amenazar con “pegar un tiro” al dueño de un bar de la localidad de Morón de la Frontera si no les pagaba un total de 7.000 euros que le exigían “como compensación por una supuesta traición” cometida contra ellos por la víctima, hechos por los que la Fiscalía reclama para cada uno de los investigados un año de cárcel. 

De este modo, está previsto que el juicio comience el día 14 de diciembre en la Audiencia de Sevilla con la constitución del jurado popular y la presentación de las alegaciones previas por las partes personadas en el procedimiento, tras lo que al día siguiente prestarán declaración los dos acusados y los testigos. 

En su escrito de acusación, el Ministerio Público pide para cada acusado un año de prisión y la prohibición durante dos años de comunicarse o aproximarse a menos de 200 metros de la víctima por un presunto delito de amenazas condicionales del artículo 169.1 del Código Penal. 

La Fiscalía relata en su escrito que los hechos tuvieron lugar sobre las 10,00 horas del día 22 de septiembre de 2018, cuando los dos encausados se personaron en el bar del varón afectado y entablaron una conversación con él, en el transcurso de la cual, “con intención de amedrentarlo”, uno de los investigados “dejó caer sobre el mostrador una pistola” mientras le proferían frases tales como “por el bien de tu familia tienes que solucionar el tema”, “si quieres seguir para adelante tienes que pagar 7.000 euros”, “si no pagas vamos a hacer daño a ti y a tu familia, te vamos a hacer la vida imposible”, o “será tu familia la que pague”. 

Según el Ministerio Público, los investigados le dijeron “en varias ocasiones” que “si no pagaba los 7.000 euros, que ellos le exigían como compensación por una supuesta traición cometida” por el perjudicado contra ellos, “le pegarían un tiro”. 

Con fecha 28 de septiembre de 2018, se dictó auto que impuso a los acusados la prohibición de comunicarse o aproximarse a menos de 200 metros de la víctima.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *