La Guardia Civil ha detenido a un hombre, vecino de Cantillana, que usurpó una finca de este municipio y utilizando el entramado existente para la irrigación de árboles frutales, plantó marihuana de forma dispersa entra las hileras de naranjos.

Cuando los agentes realizaban la inspección, de lo que habían sido informados, el supuesto autor del hecho, se presentó en el lugar y sin percatarse de la presencia de los agentes, recriminó a un operario su cercanía a la plantación de marihuana, a la vez que lo amenazó para que no se “entrometiera en sus asuntos”.

Como consecuencia de esto, la Guardia Civil identificó y detuvo al hombre como presunto autor e un delito contra la salud pública. Posteriormente, fue puesto a disposición Judicial en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Lora del Río.

Tras realizar un registro minucioso en la finca, se hallaron 14 plantas de marihuana cuyo peso bruto sobrepasó los 77 kilos.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad