Furgón Policía Nacional / Archivo SA

Las Fuerzas de Seguridad también velarán por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias, como garantizar la distancia social, así como el uso de la mascarilla cuando sea obligatorio.

El Gobierno ha puesto en marcha un año más planes y campañas específicas para posicionar a España como destino seguro y de referencia tanto para el turismo nacional como para el internacional. Con ese objetivo, 1.500 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil se despliegan desde el pasado 1 de julio en Sevilla con el objetivo de proteger a los turistas, tanto nacionales como extranjeros, que elijan este territorio como destino vacacional.

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, ha presidido hoy la reunión de organización provincial de estos planes, a la que también ha asistido el comisario provincial de la Policía Nacional en Sevilla, Emilio Mateos, y el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil en Sevilla, Paulino Ramos.

El objetivo de este plan, como ha subrayado el subdelegado, es el de “garantizar la protección de la campaña veraniega que ahora se inicia y consolidar la provincia como uno de los destinos turísticos de referencia y más seguros”.

España, más de 40.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil participan en la Operación Verano 2020, activada en las nueve comunidades autónomas de mayor afluencia turística. Corresponde a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno asegurar y supervisar la puesta en marcha y el posterior desarrollo del plan en el territorio de su ámbito de competencia, así como, según ha explicado el subdelegado, “establecer cauces de colaboración con las autoridades locales para la puesta en marcha de dispositivos operativos conjuntos o complementarios con los cuerpos de policía local que sean necesarios para incrementar la seguridad ciudadana en las zonas más turísticas”.

Además, el subdelegado ha indicado que este verano se trabaja en la provincia de Sevilla con la previsión de un aumento de los desplazamientos de corto y medio recorrido y un incremento del turismo de interior. Entre los objetivos del dispositivo policial está el de incrementar la vigilancia y control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas y campings, así como cuando se celebren acontecimientos de todo tipo que impliquen una gran concentración de personas.

Además, este verano, los agentes de ambos cuerpos velarán por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. Entre otras misiones, garantizarán la distancia social en los espacios públicos de acceso, tránsito o estancia y en los medios de transporte, así como el uso de la mascarilla cuando sea obligatorio o no sea posible guardar la separación de seguridad.

El despliegue policial se verá complementado con el Plan Turismo Seguro, que pretende evitar en todo el territorio nacional la actividad delictiva específica que pueden sufrir los turistas, ya sean nacionales y extranjeros, tanto en sus estancias vacacionales o de ocio como en los viajes de ida o regreso de los mismos.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario