Imagen de las cámaras de seguridad / @PerdigueroSIPEp

El atraco duró menos de dos minutos, lo que tardó la policía en hacer acto de presencia justo cuando el asaltante, armado, trataba de huir con el botín. Así lo grabaron las cámaras de seguridad.

Ocurría en Coria, en una farmacia de la localidad. El atracador entraba en el establecimiento con el rostro cubierto y armado con un cuchillo, dentro quedaron la trabajadora de la farmacia y una clienta.

El atraco duró menos de dos minutos, durante los cuales la trabajadora, visiblemente nerviosa, le pedía que no usase el arma. Tras robar el contenido de la caja registradora, el asaltante se dirigía al exterior, a cara descubierta como si se tratase de un cliente más, cuando se topó con los agentes.

Lo redujeron en apenas unos segundos. Posteriormente, según ha informado ABC de Sevilla, se le ha vinculado con otros ocho robos violentos.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *