El concejal y candidato de Mayoría Democrática de Castilblanco, Antonio Vela, posa en el remodelado Pilar Nuevo / Sevilla Actualidad

El candidato de Mayoría Democrática a la Alcaldía de Castilblanco de los Arroyos repasa en una entrevista para Sevilla Actualidad las claves de su candidatura.

No elude analizar su paso por el Gobierno municipal en los últimos cuatro años, cuando el pacto PSOE y PP tras las elecciones de 2007 desalojó del poder a Manuel Ruiz Lucas (IU-NIVA), hasta entonces único alcalde que el municipio tuvo desde la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos.

Vela ha sido tercer teniente de alcalde y concejal de Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Castilblanco hasta hace algo más de un mes cuando anunció por medio de una »carta a los vecinos» que el pacto de Gobierno PSOE-PP no se había cumplido durante la legislatura, anunció una supuesta deuda acumulada por la corporación de 3 millones de euros,  abandonó las filas del que hasta entonces fue su partido, y fue por este motivo cesado por el alcalde Segundo Benítez (PSOE) de sus competencias en las delegaciones municipales.

Con aires renovados, Vela identifica a lo largo de la entrevista los errores del pasado y pretende proyectarse como la opción de futuro frente a los partidos tradicionales.

Sevilla Actualidad.-  Se presenta bajo unas nuevas siglas y con un grupo de vecinos en su mayoría ajenos a la política ¿Qué ‘novedad’ y qué proyecto pretende transmitir Mayoría Democrática a Castilblanco?

Antonio Vela.-  Mayoría Democrática, a diferencia de los demás partidos, es una opción política que nace de las bases de la sociedad castilblanqueña, por lo cual no se rige por una doctrina ideológica. Partiendo de esta premisa, y bajo nuestro lema de campaña ‘Castilblanco por encima de todo’, hemos logrado configurar una candidatura joven, entusiasta, muy preparada, en donde se conjugan la experiencia y la juventud. Con ella, sin las ataduras políticas que antepongan los intereses de un partido al bienestar de todo un pueblo y, con un programa que creemos más que completo, pretendemos acometer las iniciativas necesarias para que, de una vez por todos, el nivel social y económico de Castilblanco repunte a cotas más que aceptables, a pesar de saber que estamos en tiempos muy duros.

Se necesita un Gobierno municipal exigente y reivindicativo ante las diferentes administraciones públicas, y a la vez solidario e igualitario para todos los vecinos de nuestro pueblo sin distinción. Con seriedad, responsabilidad y trabajo, conscientes del drama de muchas familias, pondremos en marcha los proyectos necesarios para paliar en el menor tiempo posible la lacra del desempleo, máxime porque al final todos nos resentimos del paro.

SA.- ¿Cómo se presenta Antonio Vela a los ciudadanos?

AV.- La persona de Antonio Vela tanto en los medios políticos como en la vecindad de Castilblanco de los Arroyos creo que es suficientemente conocida y descubrirla a estas alturas está un tanto fuera de lugar. No hay que olvidar que durante 25 años he estado en primera fila del candelero. Por ello creo que soy un luchador nato, algunas veces calificado políticamente como una persona incombustible, pero lo que de verdad es cierto, es que esa naturaleza del estar ahí en el día a día me la da la profunda convicción en unos principios por los que batallar y comprometerme.

Después de venir un tanto de vuelta de muchas cosas, creo que se abre una nueva puerta con Mayoría Democrática para tratar de conseguir el bienestar de todos y cada uno de los castilblanqueños. La candidatura que encabezo, al no tener equipaje político ni ataduras, está en disposición de conseguir todas esas metas por las que creemos.

SA.-  ¿Qué representan a su juicio las candidaturas de PSOE, PP y NIVA? Valore los puntos fuertes de estas candidaturas.

AV.-  Sin herir susceptibilidades, directamente creo que son el pasado en Castilblanco: lo que tenían que demostrar ya lo han realizado. Por tanto, no veo puntos fuertes en ninguno de estos partidos, salvo lo que por su nombre o por sus siglas puedan conseguir.

No olvidemos que son partidos con una gran carga ideológica que hace de sus principios causa por la que anteponer a la familia, las amistades… Creo que todos han tenido la oportunidad de poder realizar algo más por Castilblanco de los Arroyos de lo que han hecho durante todos estos años y, quizá por esas ataduras y el preferir el dogma de que primero está el partido y sus acólitos y después el pueblo (cuando en ningún caso debería ser así), nuestra localidad está soportando la crisis con más dureza que en otros municipios.

ava-ccastilblanco-e22m-1SA.-  La corporación municipal que se constituya tras las elecciones pasa de 11 a 13 ediles ¿Hay espacio para su formación política más allá de PSOE, PP y Nueva Izquierda? ¿Qué perfil tiene su “votante marco o de referencia”?

AV.-  El espacio político que pretendemos no se configura más allá de estos partidos, sino que por el contrario se sitúa en el epicentro de todas las demás opciones políticas. Si hubiera que situar al partido, Mayoría Democrática es de centro y, por tanto, los demás partidos los tenemos a un lado y al otro de nuestra opción. Nuestros votantes son personas que creen que los partidos tradicionales no le solucionan sus problemas diarios, que perciben que estos anteponen sus propios intereses a la problemática en sus calles, sus plazas, sus colegios… En definitiva, anteponen sus intereses a los de su propio pueblo y no se preocupan lo suficiente ni con la celeridad y exigencia debida en solucionar los inconvenientes y dificultades del día a día de una localidad como puede ser Castilblanco.

Las personas a las que nosotros nos dirigimos pueden ser del pensamiento que estimen más oportuno porque, al final, la creación de un parque o el arreglo del acerado de una calle no es de izquierda o de derecha, sino que son problemas que hay que solucionar. Ahí es donde nos encontrarán todos los vecinos que quieran dar su confianza a Mayoría Democrática el próximo 22 de mayo.

SA.- Tras muchos años de actividad política, en 2007 accedió al Gobierno del Ayuntamiento y ha permanecido hasta hace unos meses cuando denunció públicamente  que el “pacto de Gobierno” suscrito entre PSOE y PP no se había cumplido ¿Por qué siguió y toleró prácticamente hasta el final un pacto que, a su juicio, estaba roto? ¿Pueden reprocharle cierto oportunismo ante la cercanía de las elecciones?

AV.- Las elecciones municipales de 2007 marcaron un antes y un después en el Ayuntamiento de Castiblanco. Por primera vez, el partido gobernante perdió la mayoría absoluta con la que contaba y dio paso a un pacto de gobierno que por algunos fue tildado de «antinatura». Aunque bien es verdad reconocer y, como se ha visto posteriormente, se han producido otros al máximo nivel como el realizado en el País Vasco. En mayo de 2007 y como resultado de las elecciones, Castilblanco vivió momentos de auténtico éxtasis al poder realizarse el cambio por el que muchos vecinos habíamos luchado.

En el caso de mi persona, se me pidió un acto de responsabilidad, y no era otro que hacer a un edil socialista alcalde de Castilblanco. Por ello se firmó un pacto de gobierno que fue calificado de excelente por todos los estamentos y personas involucradas en él. Pero un pacto está recogido en un papel y, como dijo hace años un líder socialista, los acuerdos están para no cumplirlos. Así, a los pocos meses de acceder al Gobierno municipal y, entre otras muchas cuestiones, empezaron las injerencias, la deslealtad y el no cumplir los compromisos de pagos en las áreas gobernadas por nuestra parte, la supresión de las juntas de Gobierno Local, y a gobernar el Ayuntamiento a base de decretos de Alcaldía, la no elaboración del presupuesto municipal en comisión paritoria y por tanto no tener conocimiento de la realidad económica, la no creación de comisiones informativas o de la celebraciones de los plenos, el ir a estos sin haberse tratado los puntos del orden del día previamente en reunión del equipo de Gobierno… En definitiva, contraviniendo lo pactado. Son circunstancias que se habían venido padeciendo y denunciando interiormente por una serie de compañeros, además de mí, ante el portavoz de nuestro grupo político.

Portavoz que, al final y a la postre, demostró que, con su actitud pasiva, otorgaba a todo aquello que veníamos sufriendo; como si se tratara de un pacto secreto que tuviesen acordado tanto el alcalde como el primer teniente de alcalde, fuera del oficialmente firmado. La situación siempre se decía que se solucionaría, y así pasaban los meses sin que llegase. El desencadenante fue lo ocurrido el pasado verano cuando ambos deciden de pronto dejar a los vecinos de Castilblanco sin la feria, argumentado que no había disposición presupuestaria y, a la par, sin Festival de Cante Flamenco, cuando existía la subvención oportuna para su realización. Mientras tanto, sí se acometían pagos de las áreas socialistas.

A todo esto, y después de renegociar a instancia de los empresarios de la feria los gastos estimados desde mi área, los empresarios me trasladan que ellos los asumen, osea, no suponen gastos para el Ayuntamiento. Bien es cierto que con pequeñas modificaciones perfectamente entendibles. Este último ofrecimiento fue rechazado intransigentemente por la Alcaldía.

Más tarde llegó otro tema más que importante, como fue la presentación de la liquidación de cuentas de la Sociedad de Desarrollo ‘Sierras de Castilblanco’. Con el oscurantismo y la falta de información sobre cómo se gestiona esta sociedad que hacen sospechar de ella y que motivó en el pasado año mi dimisión como vicepresidente de la misma. La contaminación del agua potable de Castilblanco fue otro tema espinoso y, siendo el concejal de consumo, se me ninguneó en el asunto, no sabiendo aún y hasta la fecha cuánto tiempo estuvimos bebiendo ese agua. Es más, como los informes de control de agua son tratados de una manera un tanto secreta, a ciencia cierta, la población no sabe qué tipo de agua está consumiento. Pensemos, por el bien de todos, que la grave incidencia que ocurrió semanas atrás no haya vuelto a producirse. Lo que está claro es que por tal negligencia todavía no ha dimitido ningún responsable. Por último, la carta en forma de 2.000 copias que entregué a los vecinos en mano informando de lo que estaba ocurriendo dentro del ayuntamiento motivó por parte de la Alcaldía el cese fulminante de mis delegaciones municipales.

¿Por qué soporté esta situación? Siempre creí que desde dentro podía hacer más que desde fuera. Tenía la sensación de que la figura de Antonio Vela estorbaba a una serie de personas dentro del Ayuntamiento. Empezando por nuestro propio portavoz. De esta forma se pudo conseguir una serie de cosas como fueron los Reyes Magos y los actos de la Navidad, los Carnavales y, cómo no, la participación en el Congreso Internacional del Camino del Salvador de Oviedo (dentro de Los Caminos de Santiago), donde pude actuar de ponente dejando el buen nombre de Castilblanco por todo lo alto.

No hay que olvidar que pertenecía a unas sigllas desde donde se me pedía paciencia que todo se solucionaría. En vista de lo contrario y que ya terminaba la legislatura, di el paso e informé a la opinión pública. De otra manera, si finalizaba este mandado sin ninguna controversia, todo quedaría como una balsa de aceite y prevalecería el «aquí no ha pasado nada».

SA.- ¿Cuál fue desde su punto de vista “el cambio” en  4 años de Gobierno de PSOE-PP en Castilblanco? ¿Qué balance hace en última instancia de la gestión municipal más reciente y qué faltó en  ella?

AV.- Ha habido varias etapas en esta legislatura:

En los primeros meses, el pacto de Gobierno fue acogido por la población como muy bueno y, por tanto, generó expectativas porque se esperaba mucho de él. Poco a poco pienso que las consignas de partido empezaron a funcionar y se comenzó a actuar buscando más bien la rentabilidad política y electoral. Cuestión ésta que me ha hecho plantarme varias veces tanto ante el alcalde como ante el primer teniente de alcalde. La responsabilidad y el ejercicio de gobernar hay que ejercerlo con el riesgo de equivocarte pero, lo que no se puede ser es cobarde ante las decisiones, y mucho menos cuando éstas se realizan para conseguir rédito electoral.

Antonio Vela no estuvo veinte años en la oposición municipal y siendo quizá la única voz disconforme ante una forma de gobernar que era tachada por muchos como de caciquil para ahora, por un pacto de Gobierno, quitar al anterior responsable de esa dictadura y que entre una nueva dictadura con varios señores de PSOE y otro del PP. Para llegar a esto no ha estado Antonio Vela.

SA.- Una de las actuaciones más controvertidas del Ayuntamiento ha sido la desarticulación de la Plaza Amarilla para habilitar una nueva plaza en su lugar. Usted indicó que no estaba de acuerdo con las obras en este espacio pero no por la desarticulación de la plaza sino por el proyecto de cambio que no contemplaba la recuperación del antiguo pilar de San José. ¿Considera entonces que en este contexto de crisis económica era prioritario el cambio –y no la reparación- en una plaza consolidada mientras otras plazas como la de la Urbanización El Mirador siguen sin desarrollar urbanísticamente? 

AV.- Estoy completamente de acuerdo con tu apreciación, a pesar de creer que la pregunta la planteas desde una opinión particular. Como bien sabes, hasta el momento de mi cese he sido el responsable del área de Parques y Jardines. Para añadir a lo que antes expuse sobre las relaciones, tengo que decir que nunca he visto el proyecto y por tanto no he participado de él. Bien es cierto que desde los inicios del mandado que ahora concluye se han contemplado dos proyectos a acometer: uno era el de la Plaza Luis Braille en la Bda. de San Benito con aparcamiento subterráneo de coches, y el otro no más complejo, la remodelación de la Plaza Amarilla, el Palmero y el Pilar de San José con la creación de una rotonda, aparcamientos en superficie y la ampliación de Avda. de la Paz en su encuentro con Avda. Antonio Machado.

Durante muchos meses han estado en un tira y afloja estos proyectos que si pueden hacer o no. Al final y quizá por problemas técnicos de envergadura y por la crisis galopante en las administraciones (no puedo decir a ciencia cierta por la marginación a la que estaba sometido) el proyecto en cuestión referente a Plaza Luis Braille fue aparcado y los altos cargos del Ayuntamiento (no sé si a espaldas de los socios que han sustentado la Alcaldía) deciden acometer el de la Plaza Amarilla.

Cuando me quejo por la situación de marginación que se ha realizado a mi concejalía, se me presenta un proyecto, el cual no se parece en nada al que he comentado anteriormente, que contravenía lo que desde décadas hemos venido reclamando y prometiendo de llegar algún día al Gobierno municipal: recuperar el antiguo Pilar de San José en forma de recreación con sus cuatro caños de agua y un tramo del abrevadero. Además de esto se habría de dotar a la plaza de servicios públicos creando espacios verdes y zonas ajardinadas, contemplando la zona de juego para niños (pensamos que ha quedado pequeña) pero también máxime en una  plaza céntrica la creación de un espacio con elementos saludables para la tercera edad.

Quizá en otros momentos no se me ha interpretado bien: las obras cuentan con presupuestos y subvenciones que llegan para el proyecto planteado. Se podría alegar por necesidades puntuales el cambio de proyecto y contemplar otro más urgente o necesario y así pienso que lo decidieron haciendo realidad aquello de matar dos pájaros de un tiro. Existen otras zonas y parques que necesitan actuaciones urgentes aunque siempre pensé que si teníamos que sopesar actuaciones, las de la barriada de San Benito en su plaza, sus jardines y arriates de sus calles -en estado deplorable- era prioritaria. En Plaza Amarilla puede que se tuviera que realizar alguna remodelación de carácter más liviano respetando el chiringuito de verano y dotando la parte de la cocina con elementos de fábrica. Nunca estaría de acuerdo tal y como se ha hecho de construir una cafetería que hará la competencia a los negocios de restauración de la zona y tapa además la vista de la plaza desde la carretera con un diseño que en nada recuerda a los elementos urbanísticos de la comarca.

ava-ccastilblanco-e22m-3SA.-  En las últimas elecciones Nueva Izquierda Verde perdió la mayoría absoluta y gracias al pacto entre PSOE y PP cambió la Alcaldía tras 28 años. Si tras los comicios no hay mayorías absolutas y se hace necesaria la negociación, ¿cuáles serán los puntos básicos e irrenunciables que defenderá para la formación de un nuevo equipo de Gobierno?

AV.-  Estas elecciones son las más extrañas de todas las que he participado debido al clima político que castilblanco demuestra en el día a día. En otras ocasiones a estas alturas el nivel de participación política de una gran mayoría estaba rozando el máximo mientras que, en esta, hay un silencio anormal. Creo que el 22 de mayo puede deparar cualquier resultado porque,  a diferencia de otras ocasiones, se presenta una candidatura perfectamente creíble con un programa y unas ideas que llegan a los castilblanqueños y con un grupo de personas jóvenes provenientes de todo el amplio abanico de la base social castilblanqueña. Por esas características y de contar con el respaldo suficiente de la mayoría de los vecinos estaríamos preparados para coger las riendas del Gobierno municipal y reconducir a buen puerto este desaguisado en el que se encuentra el Ayuntamiento.

Bien es cierto que los resultados, según las encuestas de los grandes partidos, apuntan a que se va a dar alguna que otra sorpresa y que Mayoría Democrática posiblemente tenga mucho que decir en el nuevo panorama político de Castilblanco. Si esto fuese así ponemos sobre la mesa nuestro proyecto y se negociará en base a él. ¿Principios básicos? Conseguir un ayuntamiento exigente y reivindicativo para Castilblanco ante las diferentes administraciones, ése va a ser un caballo de batalla con los otros partidos si quieren tener acuerdos con Mayoría Democrática. No creemos que para el buen desarrollo de nuestro pueblo la política local discurra por los derroteros por los que ha venido transcurriendo. No vamos a caer de nuevo en la trampa de elefantes que realizó el PSOE en las pasadas elecciones. Nuestro compromiso es con el pueblo, los que nos voten y los que no lo hagan, no tenemos aspiraciones de ascender a otros niveles de la política: tener diputados o senadores en Madrid, parlamentarios andaluces, diputados provinciales…  a lo único que aspiramos es a aumentar el nivel de vida de Castilblanco y sus habitantes.

SA.- Si  tiene responsabilidades de Gobierno, ¿cuáles serán sus primeras medidas desde el Ayuntamiento?

AV.-  Crear empleo. Todas las medidas contempladas en el programa están orientadas en ese sentido y aprovecho para invitar a las personas que quieran más información a conocer nuestro programa al completo (click aquí para descargarlo) en internet. Las patas del banco para el despegue socio-económico de Castilblanco pasan por los sectores del turismo (con la amplia proyección que Castilblanco tiene con su estructura en restauración y alojamientos, en estrecha colaboración con la Asociación de Turismo local «Via de la Plata», aprovechando el emplazamiento de nuestro pueblo y la oportunidad de rentabilizar todo lo concerniente al Camino de Santiago del que nuestro pueblo es segunda etapa por la Vía de la Plata), el sector servicios y terciario (con la creación de un nuevo polígono industrial, la legalización del existente en la Cruz Alta y la captación de nuevas empresas), la agricultura y la ganadería (con implicación de los propietarios, creando las bases para nuevas oportunidades de generación de negocio e inversiones) y por último el sector de la construcción (con la inminente puesta en marcha de tres promociones públicas de viviendas en la localidad, la legalización de las parcelaciones ilegales en el término -tema escabroso por negociar con Junta de Andalucía ya que no nos conformamos con legalizar sectores de urbanizaciones Las Minas o San Benito sino la totalidad de las parcelaciones-  porque no nos resignamos a que Castilblanco sea ejemplo del castigo disciplinario de la Junta en materia urbanística). Aquí se verá de verdad el grado de compromiso de las diferentes opciones políticas de Castilblanco.

SA.- La crispación política ha sido una constante en los últimos 4 años. Los responsables políticos han alimentado ese enfrentamiento entre los vecinos. Si el objetivo de los políticos es estar al servicio de los ciudadanos, ¿por qué cree que da la impresión de que viven en una permanente batalla sin cuartel y la “política” en sí de palabra y diálogo ha desaparecido de escena?

AV.- Permítame que discrepe de esta opinión ya que quizá éste ha sido uno de los pocos temas, positivamente hablando, que se ha conseguido para nuestro pueblo. No todos los políticos locales han jugado con el peligroso tema de la crispación política. Precisamente este que te habla ha tratado durante su mandato de relacionarse con todos sin cortapisas. Nunca he mirado la condición política de cada cual. Creo que en la pluralidad esta la verdadera democracia y en un proyecto como el que presenta Mayoría Democrática cabemos todos porque hablando nos entenderemos y conseguiremos un pueblo mejor.

No se pueden enturbiar las relaciones ni echar más gasolina al fuego: comprendo que el enfrentamiento entre PSOE y NIVA va más allá de lo político. No hay que olvidar que los actuales dirigentes del PSOE han comido de la mano de NIVA. Pienso que por el bien de Castilblanco se tendría que pasar página. Con el diálogo Castilblanco progresará; sin él estaremos condenados al estancamiento.

SA.- En cuanto a infraestructuras, ¿qué echa en falta en Castilblanco que debería tener el municipio a medio-largo plazo?

AV.- Son varias fundamentales como la nueva depuradora de agua potable, el nuevo sistema de alcantarillado para evitar inundaciones en diferentes zonas del pueblo, la nueva guardería, la construcción del centro de discapacitados, la dotación de mobiliario urbano en parques y plazas, la unión -precisa y necesaria- entre el casco urbano y las urbanizaciones, la renovación de gran parte de la red de agua potable, un nuevo polígono industrial y la legalización del existente, el inicio de los estudios para construcción de un nuevo cementerio municipal con última dotación…

Pero sobre todo no olvidar la mejora en las comunicaciones hacia Sevilla con su transformación en «vía rápida» hasta la futura unión con la Autovía Norte de la carretera de acceso a nuestra localidad aumentándose la seguridad en esta misma carretera (mención expresa al gravísimo accidente ocurrido tan solo hace unos días), construcción del carril de vehículos lentos en la zona de Barranco Hondo, eliminación de curvas y aumento de la anchura del arcén.

De igual forma, concretar urgentemente con la Junta la circunvalación del casco urbano del querido pueblo vecino de Burguillos. También sería necesaria una actuación de este calibre en la carretera de acceso hasta la Autovía de la Plata por el término de Guillena. Ya en nuestra localidad, la creación del viario Sur-Norte con acceso por la entrada de El Toledillo hacia la zona de El Ejido pasando paralelo al Arroyo de las Huertas y saliendo a la carretera de Almadén.

Desde la candidatura que encabezo creemos que actuaciones de estas dimensiones harán que Castilblanco afronte el futuro desde unos pilares sólidos y con optimismo.

SA.-  ¿Hasta dónde piensa que debe seguir creciendo el pueblo y de qué forma debe hacerlo en los próximos años?

AV.-  Como algo vivo que es, tendrá su lógica expansión, aunque pienso que no será de forma apabullante y en corto espacio de tiempo. Las bolsas de terreno y las futuras promociones urbanísticas pueden estar muy bien definidas en el PGOU. Más bien creo y, los tiempos que vivimos asi lo demuestran, que tendríamos que consolidar, unir y desarrollar por último los diferentes sectores urbanos del municipio que en cierto modo están deshermanados por el mal diseño urbanístico realizado estos años atrás. Por tanto, habría que tender a unir los sectores con el casco principal consiguiéndose mejores infraestructuras y servicios, y una homogeneización entre todos, respetando a ultranza la fisonomía de Castilblanco como pueblo blanco y serrano de la Sierra Norte de Sevilla.

SA.-  En materia de turismo y festejos -delegación de la que ha sido responsable en los últimos cuatro años-  ¿En qué situación se encuentra Castilblanco? ¿Cuáles son los puntos fuertes y las carencias del municipio? ¿Qué propone para su desarrollo?

AV.- Cuando accedí al área de Turismo y Festejos encontré un panorama dantesco. Primero porque el edificio del Ayuntamiento como se dice en nuestra tierra parecía un hospital robado: sin documentación pertinente de las áreas, sin discos duros en los ordenadores, con las fiestas patronales a pocas fechas de su inicio y, donde para más inri, estaba nuestro compromiso de unir las fiestas con la conmemoración del día de la Patrona. A estas alturas todas las localidades tenían cerradas sus fiestas con las correspondientes actuaciones, incluso con los montajes de casetas contratados. Aquí no había nada, por eso me encomendé a la Virgen de Gracia de la que soy devoto para que nos ayudara y tengo que decir las Fiestas en Honor de la patrona que fueron espléndidas. Así inicié mi periplo como responsable del área.

Después llegaron la concentración de rehalas, las navidades con los Reyes Magos donde se transformaron completamente las carrozas y se adquirió la estrella de la ilusión, la colaboración en los carnavales y organización del carnaval infantil o la organización del Certamen de Artesanía, la feria de productos típicos de la comarca del Corredor de la Plata, la feria del Caballo y las Jornadas Mozárabes del Camino de Santiago – Vía de la Plata (de nueva creación). Así como la colaboración con las hermandades de penitencia en Semana Santa y con las romerías de San Benito y Escardiel sin olvidarnos de las colaboraciones con la Asoc. de caballistas «Cristo de los Vaqueros» en la exhibición del verano o en marchas y raids hípicos.

El listón se ha dejado bien alto para beneficio de nuestro pueblo en el panorama provincial. A pesar de los lunares que se ha tenido con la no celebración del Certamen Provincial en dos ocasiones (la Alcaldía -como ocurre con la Fiesta del Agua- no está por la labor de que continuase, por ello decía antes que se hace más desde dentro que desde fuera) e incluso por la no celebración de la última feria y fiestas.  Los únicos responsables de la no celebración de estos eventos son el alcalde y el primer teniente de alcalde, ahí están de testigos el representante de los feriantes y el delegado de la asociación de feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla.

La situación es inmejorable siempre y cuando se realicen actuaciones y eventos para el pueblo y no para intereses partidistas o para beneficiar a alguien de la cuerda política afín al que ostente el poder. Todas las celebraciones han conseguido suficiente prestigio para estar reconocidas entre las mejores del panorama provincial sevillano y, por tanto, es lógico que se deba tener en cuenta entre las actuaciones prioritarias que lleve a cabo el próximo ayuntamiento.

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *