Portada » Opinión » Palabras desde Londres » ¡5 de noviembre tope!
Palabras desde Londres

¡5 de noviembre tope!

Bonfire Night se celebra cada 5 de noviembre. Cada Council (ayuntamiento) suele organizar un espectáculo de fuegos artificiales. Otras autoridades también organizan el suyo propio como Greater London, pero la mayoría de ellos han sido  cancelados por la pandemia.

Algo muy común entre los países de Europa Occidental es dedicar una noche de celebración con fuegos artificiales, aunque cambiando las fechas y las conmemoraciones, pero el sentido es el mismo, un acto con amigos y familias celebrando la vida.

En Andalucía  tenemos la noche de San Juan y se ha popularizado en las zonas costeras, sin embargo, las fogatas y las reuniones se dan por toda la geografía,  incluso teniendo el mar  a cientos de kilómetros.

En  Reino Unido (RU) se conmemora el fallido golpe de estado que ya comenté en el artículo del año pasado.

El jueves por la noche fue un Bonfire Night en casa, en familia y desde la ventana.

Quizás no fue el más espectacular por la ausencia de multitudes, pero se unió a la iniciada calma del Lockdown durante cuatro semanas, su exposición y sonoridad fue muy particular, pero extremadamente entrañable. A los occidentales se nos ha olvidado, en general, gozar del silencio y regocijarnos con calma de ciertos momentos.

“Remember, remember the fifth of November

Gunpowder, treason and plot

I see no reason why gunpowder treason

Should ever be forgot”

A día de hoy la conmemoración del Bonfire Night solo puede entenderse como una celebración, nadie se atreve a pensar en dinamitar a un parlamento repugnante, incluso cuando una buena mayoría de los miembros dejan mucho que desear, como también lo son las promesas a su electorado.

Debes leer también  La soledad individualista

“Guy Fawkes, Guy Fawkes, ’twas his intent

To blow up the King and the Parliament

Three score barrels of powder below

Poor old England to overthrow                                                                      

By God’s providence he was catched

With a dark lantern and burning match”

Cada cuatro años, el Bonfire Night coincide con la noche electoral estadounidense en la que se elige al jefe militar y político de Occidente.  En estas elecciones, el pulso se establece entre la extrema derecha y la derecha, la mentira grotesca con la verdad absoluta neoliberal que nadie puede cuestionar, la coraza reforzada de los valores tradicionales del hombre blanco rico por encima del resto del mundo y la supremacía de clases. En la Península Ibérica no encontramos a nadie que se pueda considerar en esta línea, tampoco Felipe El preparado.

“Holloa boys, holloa boys

God save the King!

Hip hip hooray! Hip hip hooray!”

El bochornoso espectáculo de las elecciones estadounidenses se sitúa entre  quienes piden las cadenas, los entusiastas del bipartidismo, los naturalizados y la segunda generación de inmigrantes que en ese día se consideran ciudadanos al mismo nivel,  y quienes ven con apatía cómo los gobiernos van turnándose y comprueban  que por cada peldaño social que se había alcanzado, se retroceden diez cada cuatro u ocho años. El sueño americano es una pesadilla para una gran mayoría.

Y por si fuera poco, el Presidente candidato ha estado durante una legislatura desprestigiando al sistema con el cual fue elegido, principalmente, porque tiene muchas opciones de perder. Si matas a un negro, la mayoría no te votará. Si construyes un muro, aunque solo hayan sido 13km, tampoco conseguirás votos,  y encima divides a las familias. Si equiparas a los musulmanes con terroristas, no serás nunca su candidato. Si  consideras a los nazis garantes de la libertad; léete un libro de la II Guerra Mundial, ¡Mr President!

Debes leer también  El mayordomo del siglo XXI

Aunque haya sectores de hispanos, afroamericanos y musulmanes que lo van apoyar, esa es la prueba de que siempre hay quien quiere ser el can de la hacienda que come en el suelo los desperdicios del amo y, a pesar de ello, se siente  miembro de la manada.

¡Sólo hay que darse una vuelta por Andalucía para palparlo!

Recordemos que en Andalucía elegimos al Parlamento de la Nacionalidad por provincias, al Parlamento español igualmente se elige por provincias, de la misma forma se elige al Senado español; el Parlamento Europeo es el único que se elige mediante un censo estatal. Por todo ello  debemos exigir a nuestros representantes provinciales, quienes eligen a los presidentes,  que centren sus decisiones en los intereses de la sociedad, en sus necesidades reales como educación y sanidad.

En fin, no nos confundamos, no caigamos en  la trampa de quienes guardan una apariencia y apoyan a quienes nos machacan. ¡Dejad de ser los perros del cortijo, en cierta manera!

“A penny loaf to feed ol’ Pope

A farthing cheese to choke him

A pint of beer to rinse it down

A faggot of sticks to burn him”

“Burn him in a tub of tar

Burn him like a blazing star

Burn his body from his head

Then we’ll say ol’ Pope is dead.

Hip hip hooray! Hip hip hooray!”.

Dependiendo de los resultados de las elecciones americanas , en el Reino Unido  puede cambiar la situación 180º. Sin duda, se van a plegar al nuevo presidente, como siempre desde que EEUU es una potencia,  pero los supuestos apoyos de Trump, junto a su complicidad en los delirios de Boris Johnson, se van a bajar como un soufflé si  gana Biden, que para colmo está orgulloso  de ser descendiente irlandés. No dudo que alcanzarán un acuerdo, sea cual sea, acuerdo que el Gobierno Británico venderá como el ideal que ellos buscaban.

Debes leer también  La soledad individualista

 Si gana Biden, este fomentará de la misma manera la venta de los estamentos públicos sociales a empresas americanas o filiales, lo que ha comenzado hace tiempo con el fin de privatizar, desde dentro hacia fuera, servicios tales como la sanidad y  las pensiones. ¿Estaremos los ciudadanos de la UE más protegidos? Ligeramente, si acaso, porque habrá acuerdo en Irlanda o un referéndum de unificación si Boris se pasa de listo. Para quien lo dude le invito a que vea cómo influyó EEUU en la independencia irlandesa a principios del siglo XX por la presión de sus inmigrantes oriundos de la isla.

Por último, la tediosa pandemia que nunca acaba. Volvemos a un encierro pero no se está atacando a la raíz del problema (medios para Sanidad y Educación), solo espero que el entusiasmo de celebrar la Saturnalia presencial anime a los británicos a tomarse en serio estas cuatro semanas.

¡Disfruten de la esperpéntica democracia americana y In no God We trust!

Remember, remember the fifth of november!-Traditional English Rhyme 17th century.

Etiquetas

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required