Portada » Opinión » Palabras desde Londres » ¡A ultramar!
Palabras desde Londres

¡A ultramar!

A día de hoy todavía existen por el mundo varios enclaves e islas que son territorios dependientes de las antiguas potencias europeas o de estados que en un momento dado han sido o son potencias económicas-militares.

Una de las dependencias británicas de ultramar son las islas situadas de Norte-Sur en el Atlántico. El primero de dichos archipiélagos es Saint Helena y su capital Jamestown, famosa por haber sido el último  presidio de Napoleón I Bonaparte.

Bajo el mismo ente jurídico británico se encuentran Ascensión y Tristán da Cunha. Cada isla principal es, en sí misma, un archipiélago menor. El total de su población no llega a los 6.000  habitantes y las distancias entre ellas son inmensas, tanto es así que a la isla de Tristán da Cunha se le reconoce como el lugar más remoto para visitar con población humana permanente e institucionalizada.

“Classism is a prejudice against people belonging to a particular social class”.

La Madame Home Secretary Priti Patel ha propuesto  enviar a esas islas a las personas que busquen asilo político o entren ilegalmente en el Reino Unido, concretamente  en las Islas Británicas. Algunas voces han estado en desacuerdo por lo caro que le saldría a las arcas públicas el transporte de estas personas; otras, por lo inhumano de deshacerse de este modo de personas que vienen huyendo de las guerras, epidemias, hambrunas o simplemente buscando un futuro más prometedor, pero que desgraciadamente no cuentan con un pasaporte que les abra las puertas en el Reino Unido. No hay que olvidar que algunas de esas guerras han surgido por intereses  generados en el Reino Unido directamente o por el apoyo a EEUU: venta de armas,  de petróleo,  de gas…Una desfachatez en toda regla.

Debes leer también  Erre que erre

“Aporophobia consists, therefore, in a feeling of fear and in an attitude of rejection of the poor, the lack of means, the helpless. Such feeling and such attitude are acquired”.

Incluso me resulta paradójico que una mujer como Priti Patel, ministra conservative de ascendencia asiática haya saltado con esto. ¿Hubiera querido este trato para sus familiares?

En contadas ocasiones vemos como la extrema derecha utiliza a personas, que a primera vista no parecen las más adecuadas para defender  el racismo como abanderadas del propio segregacionismo. Ese ha sido su éxito. Convertir la Aporofobia en su vanguardia.

Indudablemente el Gobierno británico ha encaminado sus acciones a la asunción del racismo, lo que lleva de la mano unas acciones nada casuales, si pensábamos que la Generación Windrush iba ser un hecho puntual que afectó a muchos ciudadanos británicos, desde las altas esferas del Gobierno británico nos recuerdan que no. No quieren a nadie que no sea rico o con posibilidades. Aporofobia hecha ley, porque a los mismos ciudadanos de esos países que en un borrador planean enviar al Atlántico Sur, cuando vienen con dinero se les abre las puertas de par en par. Si alguien duda de esto, le invito a que se dé una vuelta por los almacenes Harrods de Knightsbridge en London.

Mi esperanza es que este borrador se vaya a la papelera de reciclaje y la Humanidad empiece a ser bienvenida por las dependencias gubernamentales. Por supuesto, no hay excusas que valgan, no podemos olvidar lo que ya se hizo en el pasado con los presidiarios que enviaron a Australia o los huérfanos y niños pobres trasladados a Canadá, país  que fue el destino de muchas criaturas separadas de sus hermanos que repoblaron muchas ciudades de este país norteamericano, una historia que desconocía y que  descubrí en el Museo de la Infancia, Museum of Childhood ubicado en Mile End, East London,  en una exposición bien documentada con relatos en primera persona,

Debes leer también  De Esopo a Boris

Decía Manuel Chaves Nogales que Inglaterra en el periodo bélico era el bastión de los hombres libres. ¡Qué decepción te llevarías hoy, Don Manuel!

“Xenophobia dislike of or prejudice against people from other countries”.

La Presidenta  europea Ursula Von  der Leyen ha tramitado una denuncia hacia el Reino Unido por el incumplimiento del Acuerdo con la UE por la tramitación de la nueva Ley británica en Irlanda del Norte. A tres meses para que acabe el plazo de su membresía en la Unión,  el Prime Minister desea acabar como el Rosario de la Aurora. Es factible que el Tribunal Europeo de Luxemburgo sancione al Reino Unido y dé la razón a la UE. Luego veremos cómo se cumple esa sanción y qué estragos hará en ambas partes.

En el 10 Downing Street la esperanza es el triunfo de Donald Trump con lo cual, a su manera, fortalecería al Reino Unido frente a la UE, siempre de aquella manera, porque a la clase trabajadora desde luego nada en absoluto. Saben que las elecciones estadounidenses no se van a decidir en la misma noche. Hay mucho voto por correo, Trump ya ha dicho que ese voto es irregular aunque sin pruebas, en las investigaciones  se muestra que no es cierto. El Tribunal Supremo Estadounidense será clave en esta discusión, pero hay una mayoría de miembros (6 a 3) afines a Trump, la última ha sido nombrada recientemente. Puede ocurrir que ambos candidatos se proclamen vencedores de la elección y estoy convencido que habrá disturbios y sangre. El Nacionalismo Blanco está armado hasta los dientes. ¡Ojalá me equivoque!

Debes leer también  Erre que erre

“White Nationalism is the belief, theory, or doctrine that white people are inherently superior to people from all other racial and ethnic groups, and that in order to preserve their white, European, and Christian cultural identities, they need or deserve a segregated geographical area, preferential treatment, and special legal protections”.

 En Andalucía conocemos bien que un Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, Tribunal Constitucional…  que es afín a cierta ideología hace uso de su poder para desmembrar, retrasar y crispar todo lo que sale del Parlamento como pasó con algunos artículos sociales del Estatuto de 2006.

La democratización de todas las instituciones debe ser una prioridad para cualquier sociedad, por desgracia en Andalucía y en España eso no ha sido así. La elección de determinados órganos desde la jefatura convierte a las instituciones en armas poderosas y defensoras a ultranza de sus intereses personales y de ciertos grupos, como la realidad nos demuestra.

Y por último, la maldita pandemia de la que tanto político vociferaba que no existía y ahora todos se enferman. La pandemia mata, luego existe.

Etiquetas

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required