Portada » Opinión » Palabras desde Londres » Pandemia desliteralizada
Palabras desde Londres

Pandemia desliteralizada

La palabra pandemia es de origen griego, el prefijo pan significa todo, y la palabra demos, pueblo, por ende significa de todo el pueblo, a grosso modo.

Más tarde, el significado ha evolucionado para adoptar un sentido más negativo, para todo el pueblo, tal como usamos hoy.

“Out of the blue”

Hace poco más de un siglo, la Humanidad sufrió otra pandemia, Spanish Flu, conocida con esta denominación errónea (no se originó en España) para superar la censura de la época; países como EEUU, Francia, Reino Unido y el Imperio Alemán temían desmoralizar a sus tropas metidas en las trincheras, absurdas carnicerías, de la I Guerra Mundial o la Gran Guerra.

Se cree que la SpanishFlu fue originada en una granja en Kentucky, EEUU; las condiciones insalubres de la población mundial, muy interconectada pero no digital,  favorecieron la propagación como el viento; la Gran Guerra le dio un empujón con el cual una tercera parte de la población mundial la padeció, acumulando millones de muertes y daños colaterales.

En general, en 1914, el estado borbónico no estaba en situación de entrar en una guerra de aquellas características y se posicionó como neutral. ¡Hubiera sido un conflicto en el Palacio Real!

“They are givinghimhell!”

Al ser un país neutral, la prensa estuvo hablando de la pandemia y de sus cuatro olas desde 1918 hasta 1920. Y de ahí le adjudicaron el apellido de española.

El Reino español ya venía de varios  desastres sangrantes muy recientes como fueron la Guerra con EEUU (1898), la Semana Trágica (1909), el Desastre de Annual(1912) y estaba en el comienzo del Trienio Bolchevique Andaluz que se extendió a tierras extremeñas y manchegas, pero sobretodo, enmudeció al sistema corrupto canovista que en poco tiempo desembocó en la Dictadura regia de Primo de Rivera como única vía para mantener sus privilegios.

Debes leer también  Erre que erre

De madre austriaca, María Cristina de Austria yesposa inglesa, Victoria Eugenia de Battenberg,  el macho ibérico católico, Alfonso, el decimotercero, ni tenía afección por la cocina de su madre ni por el lecho de su esposa, pero no estuvo dispuesto a trasladar el conflicto a su casa, pagada con el dinero de todos.  Ambas eran afortunadas por vivir como una reina, eso sí, en un país que pasaba calamidades, lleno de harapos e injusticias.

 ¡Y ni digamos las mujeres!

Alfonso, el decimotercero, fue uno de los jefes de estados que se infectó con la mal llamada gripe española, aunque no fue el único gobernante. El Prime Minister británico David Lloyd George, seguro que de ahí copió de la idea Boris Johnson, por la República estadounidense el Presidente Wilson y el mismísimo César alemán (de ahí proviene Kaiser y Zar), Guillermo II,  fueron otras de las víctimas. Peor parado salió el Presidente brasileño Francisco de Paula Rodrigues Alves que murió en el cargo, recomiendo a los asesores de Bolsonaro que dejen las RRSS por un rato y le recuerden dicha figura política, quizás lo salve del Cortijo de los Callaos, y corrija el destrozo que está causando.

“No wonder!”

La principal característica de la SpanishFlu es la falta de literatura y de monumentos. Ahora hemos visto al Presidente andaluz, Juanma Moreno, homenajeando al personal sanitario, al mismo tiempo que sigue recortando,  y como él, el restos de gobernantes. Esperpénticos monumentos, minutos de aplausos y otros detalles que realmente sólo son postureo para necios.

“Itiscuttingedge”

Si queremos encontrar un monumento que hable de la SpanishFlu nos tendríamos que esforzar tremendamente, y poco hallaremos.

Debes leer también  De Esopo a Boris

Los cementerios de London son estupendos para pasear y ver tumbas de personajes históricos, pero si uno se fija, el número de muertes desde otoño de 1918 es exponencial, sin embargo sólo se hace referencia a los Héroes de la Gran Guerra o a sus familiares queridos. Nada de la SpanishFlu. Me apuesto lo que sea que esto se repite en Francia, EEUU y Alemania, principalmente.

Cada barrio de London contiene un parque con un monolito, una esquina de una calle, una plaza…pero sólo para los soldados que murieron por el Rey y el Imperio.El panadero que daba de comer, la enfermera que cuidaba, el chofer de la ambulancia, la maestra que enseñaba…de todos ellos que se contagiaron, absolutamente nada.  La Guerra, el poder, fueron y son más importantes que las personas, ayer y ahora. ¡Espabilemos!

“Notworth a shit”

La SpanishFlu mató a cerca de 100 millones de personas, aunque oficialmente estimen que fueron la mitad, pero si hicieron el conteo igual de exacto que ahora con el Covid-19, estoy de acuerdo con quienes dicen que el número sería de una centena de millones. Más muertes que sumando el número de víctimas de las dos guerras mundiales combinadas.

Lo que más me intriga es el hecho de que autores de reconocida fama mundial como John Dos Passos, Hemingway, quienes la padecieron y los fallecidos por ella como Apollinaire y Rostand no escribieran sobre ella.

En eso hemos mejorado, la literatura y el efecto se ha hecho notar, tardará algo en salpicar al conjunto de la sociedad, pero muchos han reflexionado sobre la deriva a la que nos está llevando el neoliberalismo.

Debes leer también  Erre que erre

En estos momentos nadie está salvado de contagiarse por el Covid-19, desde las personas del 1% a la clase baja, quien vota a la extrema derecha, quien insiste en privatizar los hospitales de la sanidad pública para que no puedan acceder sin pasar por caja.

Aún estamos recién saliendo del confinamiento, distancia, precaución, respeto de unos para con otros. Y sobretodo, no olvidemos la Historia que siempre tiene la respuesta para el presente.

Finalmente, os invito a la Marcha en Dos Hermanas como es habitual en estas fechas.

La Memoria está viva, ellos presentes.

Por último,

¡Enhorabuena al CD Cazalla de la Sierra por su ascenso a 1a Andaluza!

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required