Contenedor para armas / SA
Contenedor para armas / SA

En diez días se cumplirán 22 años de la matanza en el Instituto Columbine, de Columbine en el estado de Colorado, EEUU. Esta masacre hacia los más vulnerables de la sociedad, como es la población estudiantil, fue un acto que ruborizó al mundo occidental y fue conocido en parte, gracias a la cruzada llevada a cabo por personas como Michael Moores que recogió en un documental, visto por todo el planeta, un mundo cruel y de desamparo en el país modélico por antonomasia.

Desgraciadamente ese tipo de tiroteos se han repetido con mucha frecuencia y las muertes han crecido en cifras comparables a una guerra abierta. Si a esto le sumamos las muertes por el Terrorismo Nacionalista Blanco y la represión policial contra grupos no blancos, nos queda un país muy bonito para vivir o visitar.

Y todo ¿por qué?. Porque no se pueden recortar los beneficios de las empresas de armas, de ahí su venta como chucherías. En EEUU la posesión de armas es un derecho constitucional incuestionable.También se está produciendo la militarización de la policía, desde la urbana a la estatal y la progresiva reducción, a pasos agigantados, de la financiación en la enseñanza pública. Ahora que está tan de moda el pin parental,  EEUU lleva años con el pin parental, en muchas escuelas la religión sustituye a la biología, la sexualidad es obviada y los abusos sexuales son silenciados, y  por supuesto, la Tierra es plana.

Life in a gang: ‘You don’t know who’s gonna die next’

Reino Unido pasó de ser el dueño de las 13 Colonias, germen del actual EEUU, hasta que los colonos americanos fueron ayudados por España y, en menor medida, por Francia, quien luego se llevó todo el mérito debido a la arrogancia de la administración española con la naciente república. Incluso Marruecos se adelantó.

La derrota no supuso un rencor eterno, este reasgo es sin duda una virtud británica. Desde 1812 hasta 1815  se produjo la desconocida II Guerra de Independencia, quizás más dañina que la primera,  Washington fue saqueado  y se quemó de la Casa Blanca, entre otros daños. Esta vez, debido a la invasión francesa en la Península, la administración española apoyó a los británicos en 1814.  Tras finalizar el conflicto, los británicos y los ya estadounidenses, se convierten paulatinamente en los mejores amigos del mundo. Prefieren entenderse entre ellos, equipararse con tratados de mutuo socorro, aunque en la intimidad digan lo contrario, para mantenerse entre las naciones dirigentes. Y desde 1919 y sin caretas desde 1945, EEUU  va primero y Reino Unido detrás. Obviamente, a España y a Francia las echaron a patadas de América.  Canadá, a día de hoy, es una monarquía con la Reina Elizabeth II como Jefe de Estado que acata todo lo que se decide desde The White House, gobierne quien gobierne.

If you don’t prove yourself you’re gonna get stepped on. You can’t be a wasteman.

Los estados ajustan con convenios su relación de superioridad e inferioridad. Reino Unido ha sido el torpedo americano dentro de la UE, de esta manera se evitaba que hubiese un estado europeo social y cohesionado, pero ahora está fuera. Ese cometido no lo puede realizar más, al menos como antes. Un sector de EEUU lo considera como un error, ya que el mercado de la UE es ocho veces mayor que el de Reino Unido. En un mundo neoliberal es la sal.

Sin embargo, un estado puede dejarse acariciar por una potencia dándole todo para que esa potencia no lo arrincone. En cierta medida, es lo que está ocurriendo. La administración británica se está adaptando a la estadounidense.

Solo la pandemia ha frenado el proceso en salud y educación, ya que el NHS y la financiación pública de las vacunas han sido fundamentales para la rápida obtención y administración de las mismas. Sin obviar que Reino Unido era la antigua sede de la Agencia Europea de la Salud que se trasladó hacia Amsterdam, Países Bajos, por lo tanto la infraestructura y los entes corporativos ya estaban preparados, al contrario que en muchos países de la UE. Ahora le toca al gobierno británico pagar en solitario la factura de este complejo.

Las dudas de Astrazeneca, por ahora, son más políticas que de otro tipo. Una demostración de la UE  de que Reino Unido es el pez chico y sus pataletas le van a salir caro. Debe acostumbrarse a que un país de la UE, como Dinamarca, le tosa en la nuca desde el paraguas europeo. Llamémosle Karma.

People are dying

La influencia estadounidense en la vida diaria británica se percibe desde el inglés hablado en la calle, Broken English, principalmente por el cine y la música. Luego ciertos grupos copian el estilo de las tribus sociales americanas en suelo británico, pues se identifican con ellas. Los descendientes de los caribeños, que fueron traídos para reconstruir Reino Unido después de la WWII, reviven el estilo de ropa, la música, las conductas sociales y la jerarquía de grupos,  tal como se hace en América, al igual que la discriminacion institucional o la de facto.

La violencia se ha importado de algún modo. El paralelismo de la vida que puede seguir un ciudadano americano originario de la esclavitud es calcada a la de un británico cuyo abuelo era de Trinidad y Tobago. El techo de cristal es palpable cuando buscas un trabajo, alquilas o compras una casa, te para la policía por la calle, el trato en un comercio o en un espacio público tal como un ayuntamiento. ¿De dónde viene esto?

Esta discriminacion ha sido constante, pero ha ido cambiando de grupos de personas. Irlandeses, caribeños, africanos, indios, musulmanes, europeos del sur… Algunas veces por su credo, pero principalmente por el color de piel y el poder adquisitivo. La paradoja del árabe es rico, el moro es pobre.

La exclusión de una persona empieza en la infancia. La carencia de alimentos, los objetos, el afecto, la inclusión social…Si la persona tiene un entorno consciente de ello, pero con la fortaleza suficiente para intentar salir de ahí, quizás sus descendientes consigan una vida mejor; pero si fallan, refuerzan el argumento generalizado de que la ley y el estado solo sirven para una minoría y dependiendo su bagage. Por lo tanto, donde el estado no llega, lo hace la mafia. Un tipo de mafia en el Reino Unido son las bandas juveniles, Gang, que a diferencia de las mafias estructuradas e internas del estado se dedican a realizar el trabajo más perceptible por la sociedad, que incluye la limitación territorial de venta de drogas, por citar un ejemplo.

I can’t be getting caught with a sword and stuff, that’s done

En el Reino Unido muchos niños consiguen su comida caliente en la escuela, y fuera de ella solo conocen las fast food, quizás, con cierta suerte, dispongan de una gran freidora en sus casas, con bolsas de productos congelados sin ninguna variedad: pollo empanado, pescado empanizado, papas fritas, salchichas…

Estos niños son una cantera infinita para estos grupos que los captan desde las escuelas, y a los que  pretenden cubrir sus necesidades más básicas, aunque con poco éxito. Un entorno de familias desestructuradas que sufren la dureza del código civil en todo su esplendor y que va generando un aislamiento tan severo y continuo que la esperanza es la mano tendida de una banda criminal.

Esos grupos dan cobijo a estas criaturas desamparadas, creando una identidad de grupo y una cohesión entre sus miembros que les permite enfrentarse a otros grupos y al estado.

Les ofrecen un dinero que va en aumento con el tiempo. Nada que ver con las cantidades que podrían obtener en un trabajo regulado, donde la mayoría de las veces no podrían superar ni la entrevista.

Sus centros educativos tienen una falta de personal para atenderlos y están desbordados, porque las escuelas se sostienen, en proporción, con las aportaciones de las familias, pero en un barrio empobrecido es una ardua tarea, como consecuencia, hay un aumento de las escuelas privadas para quienes evitan una escuela pública defenestrada.

Las bandas ofrecen trabajos de Take away, llevar una paqueteria de un sitio a otro. Luego de vigilantes y defensores del barrio, así van escalando hasta que después de un par de años, con suerte, entran en la prisión si aún siguen vivos. Por lo general, estos chavales suelen tener hijos jóvenes que repetirán el ciclo iniciado por sus progenitores.

En las escuelas las bandas se cruzan y son el punto de encuentro de rivalidades o las escuelas son el identificativo de bandas, porque la inmensa mayoría lleva un uniforme propio con escudo y colores diferentes. Dime dónde está tu escuela, ya sabré  de qué barrio eres. La inseguridad es tan notoria que muchos de los jóvenes se arman, incluso sin pertenecer a una banda en concreto, aunque por desgracia, la pertenencia a un barrio te hace, por defecto, simpatizante.

Every other day police knock at the door-T. Ollerenshaw

Algunos ayuntamientos han optado por la externalización del servicio de ayuda a menores y de reintegración a ciertas ONG, que, entre otras cosas, se encargan de recoger las armas que son tiradas en contenedores específicos. Del mismo modo que tiras el papel, el vidrio, la basura orgánica a su contenedor correspondiente, en Londres, puedes tirar tu revolver, tu machete, tu navaja de mariposa…

Para tener una sociedad pacífica y en armonía, todos sus miembros deben tener garantizados una vida decente básica. Depositar familias en pisos, con una cantidad mínima para comprar comida y exonerados de pagar facturas, no es la mejor ayuda cuando no pueden acceder a una formación adecuada y más adelante a un trabajo apropiado a su cualificación.

Ahora mismo, caminar a ciertas horas en calles donde la vivienda tiene un precio mínimo de medio millón de euros es peligroso. Esto puede ser difícil de entender en la Europa unida, pero es una realidad de London, en la nueva Little England. Una sangría de vidas de zagales que apenas empiezan a vivir y solo conocen la miseria, la crueldad y la violencia.

No toda la influencia estadounidense ha sido positiva y lo peor es que no se percibe su final.

Bandas de jóvenes de orígenes diversos, desde irlandeses a somalíes, pero nacidos en este suelo hace varias generaciones con un denominador común, la pobreza.

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *