La teoría y las especulaciones empiezan a ser una realidad en el nuevo pero viejo Reino Unido post-UE. Ciertamente tardaremos casi todo el año o incluso más tiempo para que notemos la diferencia entre estar dentro o fuera.

De todas formas, Reino Unido no es miembro del Espacio Schengen que permite la movilidad de personas por diferentes estados sin necesidad de una visa. Ahora Gibraltar pertenece a ese espacio y su frontera será jerarquizada por Frontex, quizás sea el primer paso hacia la disolución de la barrera en territorio andaluz. Debemos ser optimistas, pero hay mucho que mejorar en el Campo de Gibraltar, invertir más sería el segundo paso. La solución sólo llegará cuando desde Andalucía se gestione toda la relación con La Línea-Gibraltar. El resto sobra.

En estos momentos, un bocadillo de jamón y queso es un artículo prohibido entre las fronteras británicas. ¿No entiendo qué ventajas tiene esta situación?¡La falta de información y las lagunas legales son enormes en lo que respecta al RU! ¡En Países Bajos, esa información sale hasta en la TV!

¡Pobres camioneros hambrientos que han recibido una clase culinaria de derecho internacional!

“ Ham sandwiches probably caused an outbreak of Swine Fever in the UK around 2000”.

La confianza es un valor enorme cuya construcción por parte de las instituciones de los estados requiere años, y sin embargo, es tan frágil como un castillo de naipes al que el soplido de un niño derriba en un santiamén como si fuese un huracán.

Durante años NHS fue una marca mundial de la calidad y efectividad del sistema universal de salud, pero eso ya no existe. Hay un grandísimo número de profesionales cuya gestión se encuentra en un laberinto burocrático. En vez de centrarse en mejorar la calidad del servicio y de proporcionar más medios,  los amiguetes del Gobierno vampirizan los recursos del NHS.

“According to The Larousse Gastronomique (1961) Pactrick Connolly sold the first ham sandwich in the 18th century. Ingredients: a slice of Leicester cheese, chunky ham cured and old fashioned mayonnaise in two pieces of bread. Also some parts of the Midlands Ham sandwich are called a Connolly”.

Por citar solo algunos datos, London y sus condados “ dormitorios” aledaños alcanzan una población de 13 millones 707 mil personas en sólo 8.382 km², de esa población solo 200 mil personas han recibido las vacunas. Una extensión ligeramente superior a la provincia de  Málaga,  pero con la población de Andalucía y Cataluña. El porcentaje de vacunados es ridículo para ser la mayor concentración de personas en el primer estado en aplicar la vacuna y es obvio que la situación lleva desbordada desde hace meses.

Otra vez las mentiras han ido minando la confianza, esa confianza que había en las instituciones. La fricción entre el Mayor of London y el Prime Minister es la idónea, representan en muchos sentidos las dos visiones diferentes del Reino Unido. El niño rico, caprichoso e inconsecuente contra el hijo del emigrante que debe probar cada día que es más británico que la Union Jack, ahí está el punto débil del Mayor of London.

El baño de realidad nos ha cubierto hasta la cabeza y no hay manera de emerger a tomar aire.

“British Sandwich  Association said that Ham sandwiches are the most popular nationwide”.

Los hospitales están hasta arriba. La criba de a quién se atiende, se ingresa o se invita a regresar a casa es el pan de cada día. Las noticias de enfermos en ambulancias sin saber qué hacer con ellos, la falta de material sanitario, más de lo mismo,  pero con un tono distinto, el personal sanitario está exhausto y esa mano de obra europea cualificada no se puede reemplazar de un día para otro con cualquiera. ¿Quién quieres que te saque sangre, una enfermera diplomada de Italia con contrato de auxiliar u otra persona con un entrenamiento básico y el mismo contrato?

Las autoridades se enorgullecen de que el confinamiento está dando sus brotes verdes, pero el egoísmo individualista de la ciudad es perceptible desde lejos.

¡No hay aún consenso en llevar una mascarilla en transporte público! En la calle ni hablemos. Esto va para largo y todo apunta al cierre de fronteras en Reino Unido en breve. ¿De qué sirve si no cambiamos los que vivimos aquí?

“ In the beginning of January in 2021, Dutch Border officers confiscated Ham sandwiches to British Truck drivers because they are not allowed to import meat, cheese…other products from Non-EU countries into the EU”.

Las personas que tenemos que ir al trabajo, llevar los zagales a la escuela y vivir con todas estas reglas nos desesperamos al ver como un gran número de personas se autoconvencen y no se dan por aludidos. Aunque suene contradictorio, debemos poner énfasis en la responsabilidad colectiva, pero ¿somos responsables?, ¿sabemos ser responsables?

En definitiva, tenemos el tiempo justo para replantearnos el futuro, porque debemos cambiar si no queremos quedarnos anclados en un presente perenne donde los días se repiten sin cesar.

Hay quién dice que si la humanidad no cambia nos quedamos sin planeta, eso es absurdo, el planeta seguirá y podrá volver a ser una roca inerte plagada de cucarachas durante millones de años, ya lo fue antes. ¿Extinciones? Ha habido muchas, pero a día de hoy somos la especie culpable de las mismas. Estamos destruyendo nuestro hogar en una mundialización de productos baratos, sin calidad, pero asequibles, y de la misma manera, un virus nos ha abofeteado con un guante para retarnos.

Sin embargo, debemos saber interpretar que el reto es regresar a una sociedad colectiva y en convivencia con los recursos limitados del planeta, porque la principal arma del Covid-19 es la insolidaridad de quienes niegan la mano al vecino, excepto con una factura. ¡Qué poco sentido tiene vacunar a la población de los países del primer mundo y olvidarnos del resto!

¿Cuándo nos vamos a enterar de que vamos en el mismo barco?

Dejen la ignorancia, sean solidarios y que florezca la empatía con el prójimo, porque solo no se sale de esta, ni como nación ni como estado ni como grupo selecto de neoliberales.

Me despido con un homenaje a Patrick Connolly y una buena chela fría.

¡Cuídense!

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *