german jimenez 051215

¿Ya te vas, Juan Ignacio? No has tardado ni seis meses, joío. A la primera que hastenido… ¡zas! huyendo a Madrid. Aunque, para qué engañarnos, estaba cantado que, desde la misma noche en que tu partido empató a quince con el PSOE, empezó tu precipitada cuenta a atrás en Sevilla.

‘España en serio’ será el lema de tu partido para este 20D, como diciendo que lo de esta última legislatura no ha sido una broma. Quería recordarte el eslogan para que no te líes, porque te has presentado a casi todas las elecciones que ha habido recientemente. A bote pronto se me ocurren las andaluzas de 2008, las municipalesde 2011, las andaluzasde de 2012, las municipales de 2015 y ahora las del Congreso también 2015. Digo yo que muy bien no estará tu partido si tiene que tirar siempre del mismo. Y tú siempre dispuesto, por supuesto. Sea por Andalucía libre, España y el PP. Ay, cómo nos gusta acumular carguitos, ¿eh? ¡Si hasta fuiste delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha en el 2000!

¡Basta ya de demagogias! Voy a dejarme de tonterías y a ponerme serio, como tu partido. Ya sea porque te hayan invitado al Congreso o porque te hayas encalomado en la lista, lo cierto es que te vas a Madrid porque desperdiciaste cuatro años como alcalde de Sevilla. Con una mayoría absoluta aplastante gobernaste para una minoría. Y digo gobernar por decir algo, porque, haciendo memoria, le has puesto nombres de calles a vírgenes y santos, y poco más. Que no te extrañe si, en Sevilla, sólo se termina recordándote por hacer oposición. Si es que, incluso siendo alcalde, los únicos titulares que has sabido dar han sido para hacer oposición a la herencia recibida. Y así, se entiende que nos hayas durado tan poquito.

De todas formas, puedes estar tranquilo. Tal y como están las cosas, es más que probable que el PP gane otra vez, Rajoy siga emocionándonos con sus discursos y a ti te nombren ministro de algo. Entonces volverás a estar en tu salsa, tu partido gobernará para vuestra minoría y tú podrás seguir haciéndote fotos, que eso se te da bien. La mala noticia para ti es que, cuando seas ministro, ya no quedarán muchas cosas a las que puedas hacer oposición; alguna peleílla con la Junta de Andalucía por competencias y, quizás, volver a tus orígenes tuiteros denunciando que tal o cual adoquín está roto y los comunistas de la capital no lo arreglan. Poco más.

Y cuando todo esto acabe y hayas culminado tu cursus honorum en España y en el PP (que no es lo mismo pero ya casi que es igual), terminarán llevándote a Bruselas. Y seguirás diciendo que es para trabajar por los sevillanos, aunque cada vez estés más lejos de Sevilla; en una ciudad en donde –lamento decirte- no hay Semana Santa ni Feria ni, a veces, primavera siquiera. Pero qué le vamos a hacer, ¿adónde te van a llevar si no es a Bruselas? Qué pereza sería volver a ejercer de juez después de treinta años.

Germán Jiménez

De madre sevillana y padre granadino, nació en Almería en 1991. En 2015 se tuvo que marchar a la Universidad de Groninga para poder estudiar la Sevilla moderna de verdad (la del siglo XVI). Es, además,...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *