Aplicación Whatsapp / SA

No lo podemos negar. Estamos en la Era de la Información ( 0 de la desinformación). Queremos estar informados, conocer las noticias al instante y si puede ser de primera mano, mejor. La radio y la tele quedaron en un segundo plano, aunque se están poniendo últimamente las pilas y puedes escucharla/verla al momento también por el móvil. Hoy no damos un paso sin él. A todos lados nos acompaña. Y eso que lleva con nosotros poco tiempo. La próxima generación nacerá con un apéndice nuevo.  Parece un adosado a una misma.

Si usted acaba de coger el móvil, probablemente no sea para llamar a alguien. Lo más seguro es que lo haya hecho para usar una de sus múltiples aplicaciones:

-enviar un mensaje por WassApp

-buscar información en google

-Hacer una foto

-escuchar música

-ver un video por Youtube

-Echarle un vistazo al facebook o al Instagram

-hacer una videollamada

-Ver qué tiempo hará mañana

-usar el traductor

-Ver una pelicula en Netflix

-hacer un sudoku, jugar una partida de ajedrez o al póker…

-pagar en el super

-colgar un video en tik tok

-leer un libro

-comprobar la factura de su teléfono o incluso imprimir los movimientos bancarios o

-ver por dónde anda EL COVID

Todas estas tareas son aplicaciones muy fáciles de usar, al alcance de su mano, y  que le facilitan la vida diaria tanto profesional como personal en la era de las tecnologías. Todo mientras viaja en el metro o en el bus, está en la cama, o echado en el sofá.

Y es que la ciencia avanza que es una barbaridad, como decía aquel.

A partir del año 2010 los dispositivos móviles (teléfonos inteligentes y tabletas) han cambiado radicalmente la manera de usar Internet.

Las ventajas de estas aplicaciones son evidentes, pero, nadie da duros a real.¿Por qué mi banco me ha aconsejado añadir su APP a mi móvil?

Quiero pensar que  es para facilitar el acceso a mi cuenta y evitar hacer cola en un cajero, a la intemperie o aguardar a que mi asesor me resuelva problemas como  gestionar los movimientos bancarios o consultar si me han ingresado la nómina. ¡Si es que los bancos nada más quieren  nuestro bien, aunque de camino hayan reducido el número de los empleados y el de las sucursales!

¿Qué me estaba proponiendo ahora?

Mi madre decía que tenía que “aplicarme” en la escuela para aprender.

Hace unas semanas repusieron en la 2 de TVE la película TIEMPOS MODERNOS del genial Charles Chaplin, estrenada en 1936.

La película es una crítica de las malas condiciones de los obreros en las fábricas  en la época de la Gran depresión,  como consecuencia de la industrialización. Charlot representa a un empleado que se vuelve loco- crazy- a fuerza de poner tornillos en una cadena de producción..

Mis hijos solían verla  con sus abuelos, mientras esperaban a que volviéramos del trabajo.

-Abuelo, ponemos ¿Tiempos Modernos?

-Si, niños, que me parece que yo no la he visto, le contestaba el abuelo todos los días.

Se sabían las escenas de memoria. Todos reían cuando Charles Chaplin, con un destornillador quería ajustar los botones de la falda de una señora…

-Verás, verás como corre…

Hay una escena en la película que provoca la risa pero que es muy trágica. Para que los obreros no pierdan tiempo en el almuerzo inventan una máquina que les de de comer mientras trabajan.

Pues salvando las distancias del tiempo y los años, una App viene a ser como esa máquina que nos permite no perder el tiempo. ¡Un adelanto!

Podemos comparar el impacto que produjo la revolución industrial con el que ha hecho la revolución tecnológica.

“A medida que se va desarrollando la civilización científico-tecnológica disminuye progresivamente la parte de trabajo físico, las  herramientas simples se sustituyen  por máquinas automatizadas que aumentan  la productividad de los trabajadores. Ya no hace falta tanta mano de obra. El trabajo se especializa. Más máquinas, menos personal, menos trabajo.

Por su parte, La Revolución Industrial es “el proceso iniciado en el siglo XVIII en Inglaterra, por el cual la humanidad pasó de unas formas de vida tradicionales basadas en la agricultura, la ganadería y la producción artesanal, a otras fundamentadas en la producción industrial y la mecanización, Ello propició un acelerado proceso de urbanización que alteró profundamente las estructuras económicas, sociales, así como la mentalidad de los hombres”, lo que impulsó el abandono del campo-vaciar los pueblos- para ir a la Ciudad.

Es esta industria la que nos trajo del pueblo a la ciudad y nos permitió adoptar otras costumbres de acorde con aquellos tiempos. Esto era ya vivir en los Tiempos Modernos.

Hemos de tener en cuenta también la importancia del desarrollo de la comunicación y de la transmisión de información, características fundamental de nuestra civilización desde que se inventó la imprenta por Gutenberg en el siglo XV la que al permitió producir libros masivamente y poder  conservar y transmitir información, ideas y cultura.

Con la aparición de la prensa escrita en el siglo xix  y la comunicación por cable-telégrafo y teléfono- y la aparición poco más tarde, en el siglo XX de los medios de comunicación de masas como la radio o la televisión llegamos por fin a nuestra era Digital, la de la Informática e Internet, logrando una sociedad basada en el conocimiento a través de la Información inmediata.

Uno de los problemas que se han presentado como parte de la era digital, es el exceso de información y la escasa capacidad para “digerirla” o discernir lo importante de lo secundario, por lo que llegamos a creernos, como antes ocurría con la tele, que todo lo que se dice por Internet es válido. Y no es así, ya lo hemos comprobado con las Fakes News y con el hecho de que se usen nuestros datos para enviarnos un montón de publicidad. Es lo que se conoce como “explosión en la información.

Desde que se inventaron  Internet, los móviles y sus aplicaciones, nadie se resiste a bajarse la última-la del Covid, la del Banco, la de vender ropa usada…Las APP han llegado para arreglarnos casi todo, ¿se apunta usted a la última?

Como en la película de Charlot, son “tiempos modernos”

Lucre Romero

Lucre Romero

Maestra, especialista de francés. Titulada por la Escuela Oficial de Idiomas, colabora en La Voz de Alcalá desde el año 2003 y en el periódico local 'La higuerita' de Isla Cristina desde el año 2010....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *