mercedes-serrato-22-05-17

Afirmar que unos resultados electorales han sido predecibles es lo mismo que decir que han sido totalmente inesperados. En parte se debe a que sobran gurús; en parte también se debe a que hay en muchos medios periodistas que pretenden pasar por analistas políticos y realmente, se limitan a reproducir los mensajes convenientes del medio.

No sé que van a hacer ahora en el Grupo PRISA, la verdad. Si ya en su día Pedro Sánchez acusó abiertamente al grupo de dinamitar su imagen cuando sacó los pies del plato que el aparato socialista le había acotado, y le han dado la del pulpo en la campaña, auguro tiempos duros para su mandato desde las letras y las ondas de Gran Vía 32.

Pero Pedro esta noche no piensa en su futuro, porque nada puede alegrar más a ese hombre que su presente. Salió de Ferráz de mala manera, y ha vuelto en lor de multitudes.

Susana puede llorar hasta quedarse sin lágrimas, pero mantengo lo que dije en Octubre; ella lo ha hecho mártir, y no hay mejor propaganda que esa, tenemos sendos siglos y un santoral que así lo atestigua.

También es cierto que presentar un programa dos días antes de las elecciones y ejecutado con tanta torpeza, ha podido tener algo que ver, igual que repetir discursos manidos, vacíos de contenido y que sólo convencen a esa gente que ya está convencida, en la mayoría de los casos no por promesas precisamente.

La elegancia de saber perder es complicada de lograr. Díaz desde luego no la tiene, no sé si la adquirirá con el tiempo, pero le queda mucho según hemos podido comprobar.

No nombrar a Sánchez, como si fuera Lord Voldemort, no felicitarle abiertamente, afirmar que el «socialismo informado» está en Andalucía… Son detalles, unidos a una cara que lo decía todo, que demuestran que la pelea acaba de empezar, y que la promesa de unión tras las primarias era sólo un ejercicio de compasión arrogante si se ganaba.

Para colmo, tiene que volver a su vida de presidenta; esa que estaba en un paréntesis que no se podía nombrar.

Moreno Bonilla, Juanma para las amistades, que es un tipo chistoso como pocos, estoy segura de que está preparando una ristra impagable de chascarrillos a costa de esto.

López es otra cosa. Personalmente, me ha despertado ternura su papel en todo esto, y tal vez ha sabido perder porque realmente, no ha perdido. Es el que menos votos ha sacado, sí, pero hay ciertas cuestiones de actitud y postura que hacen que no parezca que esto ha sido un fracaso. No ha sido un mártir, pero tampoco ha pegado una pataleta, y esa dignidad siempre merece un respeto. Seguro que en alemán hay una palabra que defina ese estado equidistante entre el fracaso y la victoria.

Desde luego nuestra presidenta debería darle las gracias todos los días de su vida por haber estado en la liza; porque es muy posible que sus votos hubieran incrementado los del ganador.

La cuestión es que la victoria de Pedro Sánchez no es sólo suya, de hecho él quizás sea lo de menos. Con este resultado se demuestra que quienes aún siguen pagando su cuota y su carné del PSOE no aprueban ni la abstención que posibilitó el gobierno de Rajoy, ni la tradición de varones que sólo lastran el progreso de un partido que se alejaba a zancadas de la izquierda.

Díaz, Sánchez y López se han expuesto a la democracia interna, cosa que no hicieron la mayoría de los animales míticos que intentan dirigir el PSOE desde el pasado. Me pregunto constantemente que habría pasado de haber existido este sistema en los años ochenta, igual que le doy vueltas a eso de que Díaz, Sánchez y López suena como a típico chiste de tres amigos que van por ahí haciendo el bobo.

El Parlamento va a tener movimiento extra. Portavoces que se van, cabezas de oposición sin asiento de diputado, mociones de censura en el aire… Y en todo este jardín, Mariano, como era de esperar, preocupado del fútbol, que hoy terminaba la liga y había que estar en las cosas serias, por favor.

El show acaba de empezar, no se engañen. La polarización de este partido es clara, y aunque haya cambios de chaqueta, porque esas cosas nunca faltan, el sector perdedor no va a resignarse, eso es seguro.

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora...

Deja un comentario