El torero Manolo Vázquez dijo: «La tarea de un artista es buscar su propia diferencia.» El viernes, en la siempre diluviosa Dos Hermanas, pensé que el tocayo del torero apellidado Lombo, tras mucho buscar, había encontrado esa diferencia que no todos los artistas hallan.

Siempre he dicho que pese a su grandiosa voz y su arrolladora personalidad, para mi gusto, a Manuel Lombo le fallaban las letras… De cada disco salvaba un par de canciones, pero con todo el respeto para sus autores, la mayoría me parecían algo planas para el potencial de quien las interpretaba. Será por eso que el viernes, viéndole cantar desde «Lucía» hasta «Fly me to the moon» con piano a cuatro manos incluido como ya hiciera Sinatra en su día, pensé que al fin había llegado a donde yo quería verlo.

A veces tenemos prejuicios contra los cantantes que versionan, y no es del todo mi caso pero es verdad que todo en la vida se puede hacer bien y menos bien, y dadas las diversas motivaciones de unos cantantes y otros, a veces se teme que destrocen canciones magistrales o que saquen el típico disco «Fulano canta a mengano» o el también socorrido «Mengano le canta a Italia…» y así, fácil y rápido resuelven la papeleta de un disco y hacen caja en Navidad…

Este no es el caso en absoluto. La reinterpretación de grandes temas, la visión que Manuel aporta de ellos, la forma en que los impregna de su personalidad están lejos de cualquier vulgarismo o maniobra comercial. Los versos de Cernuda, el único acompañamiento del piano, las imparables dos horas de inmortales canciones que vuelven nuevas y antiguas tras pasar por el filtro de Lombo…

Me alegró mucho presenciar como finalmente este cantante lograba un equilibrio entre lo personal y lo universal… Partiendo de mis vagos recuerdos de sus saetas siendo niño en las comidas de hermandad de San Esteban y las más recientes a la vuelta de esta cofradía (porque él no solo le canta a la Macarena aunque muchos amigos del populismo lo desconozcan); me gustó ver el presente al que ha llegado, y es que puede que las grandes canciones de Manuel ya estén escritas, puede que sea muy complicado encontrar algo que mejore lo que ya está hecho y la mejor forma de evolución sea con su propia estética, su danza, su voz y esa personalidad que te genera la sensación de reencontrarte con algo que a la vez es nuevo. Eso para mí, es lo que le hace marcar su diferencia.

www.SevillaActualidad.com

Avatar

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *