Los colegios llevan 244 días cerrados para las niñas en Afganistán. En un primer momento, los talibanes, liderados por Haibatullah Akhundzada, señalaron que los centros educativos volverían a permitir la entrada de niñas en cuanto estos fueran seguros para ellas, se pusieron de plazo hasta marzo. Hoy hay más de un millón de niñas sin escolarizar en el país. No han conseguido volverlos seguros en 244 días ni lo «conseguirán» nunca, sobre todo porque no quieren.

Poco después de la toma talibán de Kabul, entrevisté a la activista afgana Ghazaal Habibyar. En aquel momento, Habibyar ya avisaba de que los talibanes no iban a cumplir su promesa de respetar a las mujeres. Una y otra vez repetía que en los 90 había ocurrido lo mismo, que habían asegurado que podrían tener una vida y no había sido así.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Victoria Flores

Periodista con la vista puesta siempre en Andalucía, el feminismo y los movimientos sociales. También ha pasado por El Periódico de Catalunya y Estadio Deportivo. En Twitter @victoriafloher