¿Alguna vez has escuchado la palabra hipersexualización? Tal vez sí, tal vez no. Sin embargo, la vivimos siempre, campa a sus anchas pasando desapercibida, prácticamente normalizada.

¿No te lo crees? Prueba a abrir Instagram, o Tik Tok, o busca la última canción de moda en Youtube. Ahora dime, ¿a cuántas mujeres ves?, ¿cuántas de ellas casi no llevan ropa? Es como si para que se las escuchase, para que se las mirase, necesitasen desnudarse. Y que quede claro, no pueden desnudarse de cualquier forma. Tienen que hacerlo correctamente, siguiendo unas pautas, un estilo. No queremos ver pelos de más, tampoco estrías ni imperfecciones en la piel. Si la forma de su cuerpo corresponde a lo que consideramos por sexy, mejor. Un buen culo, un buen pecho y la barriga… espera, ¿qué barriga? No, no hay barriga. Primer plano en el espejo, enfoque, dispara y no, no puede haber otra cosa que un abdomen perfecto en el centro, si no, reventaría la foto.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Marta Gil Riesco

Relaciones Internacionales y Comunicación. Joven andaluza y algecireña preocupada por la realidad del mundo. Con la oreja puesta en las personas. En twitter: @martagilriesco