La lluvia lo llena todo y se reflejan las pintadas de los muros en el suelo brillante: un cerdo disfrazado de juez, «al que lucha por la vida no lo mata ni la muerte», «legaliza», «NingúnSerHumanoEsIlegal». El olor a pintura que te llena la nariz y se te sube a la cabeza. Entre los colores relucientes y bajo el cielo gris y encapotado, una madre y su hija bailan al ritmo de la música que sale de los altavoces húmedos. Cubiertos en una techumbre llena de grafitis, una docena de personas se agolpa para protegerse del agua.

Todo –los murales, los bailes, la música, la gente– está ahí por un motivo, un objetivo claro: presentar 500.000 firmas al Congreso de los Diputados para conseguir la regularización de las más de 500.000 personas esenciales que residen en España en situación irregular.
Iniciativas similares están teniendo lugar desde febrero por todo el país. Decenas de asociaciones y colectivos se han unido en un movimiento estatal, #RegularizaciónYa, para recoger las firmas necesarias y poder presentarlas en el Congreso el día 23 de septiembre, a través de un mecanismo que se conoce como Iniciativa Legislativa Popular (ILP). Este mecanismo que recoge la Constitución, permite al conjunto de la población proponer medidas para su debate y consideración en la cámara. La democracia en todo su esplendor.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Martina Andrés

Periodista andaluza con el ojo puesto en la cotidianidad, la juventud, la mujer y los cambios sociales. Antes en Paraninfo, Creando Conciencia y TUSSAM. Aprendiendo siempre. En Twitter: @_martinagalan