Cada mes, una amiga y yo repetimos la misma conversación, ya se ha convertido en una especie de rito entre nosotras. Hablamos de la regla, de si nos ha bajado o no y de cómo lo ha hecho esta vez. Se trata de una costumbre relativamente nueva que iniciamos cuando volvimos de las vacaciones de verano, justo después de que nos vacunásemos contra el covid-19, cuando nuestra menstruación empezó a reírse de nosotras.

No somos las únicas, entre las chicas de nuestra edad muchas dicen estar experimentando situaciones similares. En la página web del ministerio de Sanidad dedicado exclusivamente a la vacunación, hay un apartado en el que se explicaba ya en septiembre que siete de cada diez mujeres entrevistadas por el organismo público habían señalado alteraciones en sus ciclos menstruales después de haber sido inmunizadas contra el virus.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Victoria Flores

Periodista con la vista puesta siempre en Andalucía, el feminismo y los movimientos sociales. También ha pasado por El Periódico de Catalunya y Estadio Deportivo. En Twitter @victoriafloher