joaquin ferrera 14feb16

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

Hola, tengo 25 años. Creo que estoy totalmente sano. He tenido varias parejas sexuales y me ha ido bien con ellas. Mi rendimiento sexual ha sido bueno y creo que les he hecho disfrutar bastante.

Desde hace dos meses, salgo con una chica que me gusta muchísimo. Es muy atractiva y me pone a cien, pero luego en la cama no he podido conseguir aún tener sexo con penetración. Nos liamos y todo bien, pero cuando voy a penetrar mi soldado se viene abajo y se pone en posición ‘off’. No sé qué me pasa, estoy agobiado. ¿Tengo algún problema sexual?

He querido comenzar con una queja típica, de un paciente cualquiera, que ha comenzado a tener dificultades de erección tras comenzar una nueva relación de pareja.

En este caso, como casi en la mayoría, el chico no tiene ningún problema físico ya que en relaciones anteriores ha podido tener relaciones sexuales satisfactorias sin dificultad. Lo más probable es que se trate de una cuestión psicológica. El soldado de este chico está bien, no está en ‘off’. Lo que hay que poner en la posición de ‘on’ es el cerebro, ya que es con toda probabilidad el que está dando una mala información para que su erección falle.

En primer lugar, sabemos que por una cuestión educacional, el hombre piensa que tiene un rol sexual donde su objetivo es satisfacer sexualmente a la chica, ser una máquina en la cama. De lo contrario es menos hombre. Es fácil imaginarse que si desde jóvenes asumimos este papel, en cuanto tengamos un mínimo fallo, nos hundiremos fácilmente. Así que, hay comenzar a entender que esa es una exigencia autoimpuesta, es errónea y no nos aporta nada positivo.

Al hilo de lo anterior, cuando conocemos una nueva chica, podemos sentirnos nerviosos, con incertidumbre de cómo será nuestro desempeño sexual con ella. Si ante ella tenemos la percepción de que tiene mayor experiencia sexual, y que por tanto nosotros no vamos a aportarle nada ni llevar las riendas, es terreno abonado para que nos invada la ansiedad y cuando vayamos a tener una relación sexual con ella, haya un fallo en la erección.

En sexología a este factor le llamamos ansiedad de rendimiento. Es un aspecto que debemos dejar a un lado en la cama. El chico no es el responsable único de proporcionarle placer a la chica. En la relación sexual, partiendo de que cada cual conoce su propio cuerpo y la forma de hacerlo disfrutar, luego en la cama lo que debe existir es una puesta en común, nada de exigencias.

Otro aspecto a tener en cuenta es el siguiente. Hay que diseñar bien el contexto de esa relación sexual. Se debe tomar el tiempo necesario para que ambos estén relajados, no hay que tener prisas. Es importante dedicarle el máximo tiempo posible. Hay aspectos que ayudan tales como tomarse una ducha juntos, luego dedicarse tiempo para besarse, acariciarse o intercambiarse un masaje… No es lo mismo esto que llegar de fiesta, con algo de alcohol y cansancio, e ir directamente a la penetración. En este último caso, hay muchas posibilidades de que haya problemas.

Por otro lado, ¿qué ocurre si tenemos un fallo en la erección? La respuesta es que no pasa nada. Tanto él como ella deben hablarlo, no angustiarse, no reprochar nada el uno al otro, entender que estas cosas pasan a consecuencia de la ansiedad. Más al contrario, es positivo que haya una actitud mutua de comprensión, de diálogo. Algunas chicas piensan que esta dificultad de erección puede ser debida a que no es atractiva para él. En absoluto suele ser esa la causa.

En definitiva, hay que considerar que esto les ocurre a muchísimos chicos y a cualquier edad y no significa ineludiblemente que se vaya a tener un trastorno sexual. Eso sí, cuando el soldadito se ponga en ‘off’, es necesario combatir la ansiedad con técnicas de relajación, con mensajes de calma, de no exigirnos, de abandonarnos a la relación sexual. Sólo así nuestro cerebro enviará una información más positiva y nuestro soldadito volverá a la posición ‘on’.

http://psicologiaysexologiaintegralsevilla.blogspot.com.es/

http://www.atochaginecologica.es/