El pasado sábado, nueve de junio, agentes de la Policía Local de Lepe sorprendían a un hombre pintando una línea continua para que ésta pareciese discontinua. Las señales viales estaban en las proximidades de su finca y de esta forma se aseguraba no ser detectado cometiendo una infracción por la policía.

Este miércoles estaba previsto el juicio rápido en Ayamonte, pero la jueza asignada al caso ha decidido abrir una instrucción previa al haber varias personas implicadas: El dueño de la finca y el pìntor que manipuló las señales en la calzada.

La Dirección General de Tráfico se ha hecho eco de la noticia, adelantada por el Díario de Huelva y ha comunicado por redes sociales, con toques de humor, que este tipo de actos traen consigo multas.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *