No tiene uno bastante con las obligaciones diarias de cada día, más las que gustosamente se aceptan como parte integrante de nuestro existir – sarna con gusto no pica, que suele decirse- que ahora, encima, me meto de lleno en esta nueva historia que algunos intrépidos jóvenes periodistas sevillanos se empeñan en llevar a buen puerto.

Por Germán Terrón. A mayor diversidad de opiniones, mayor riqueza para todos. Y para ello es necesario que exista una oferta plural y amplia. Bienvenida sea.  Le precede su hermana mayor Deguadaíra, recientemente premiada. Es ésta, pues, su mejor aval.
Así que sumamos y continuamos. Sumamos nueva web y yo sumo nueva “obligación”. Sumamos nuevo año para una crisis que es la misma. Sumamos y continuamos con un poder político y económico que nos empujó a un precipicio y que ahora nos deja desamparados a nuestra suerte.  ¿Qué hacer pues? ¿Esperar que pase la marejada o tsunami, según se mire? No me conformo. Y por lo tanto hay que coger el toro por los cuernos (que me perdonen los antitaurinos) y tirar hacia delante.
Coger por la calle de en medio y no detenerse. Evidentemente hacer como si no pasara nada sería de una irresponsabilidad manifiesta. Pero haya que vivir, tomar las riendas de nuestras propias existencias y seguir sumando (aunque desde luego hay que tener valor decir esto con la que está cayendo –literalmente- en la franja de Gaza).
Se dicen que los tiempos que corren son malos. Uno de los cuatro padres de la Iglesia que vivió al norte de África (en Hipona, concretamente) decía que no existen tiempos buenos ni malos. Que los buenos o malos son las personas. Cambiemos pues las personas y cambiarán los tiempos. Empezando por nosotros mismos, claro.

Feliz año y buena suerte a Sevilla Actualidad.

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...