Con el verano llegan las vacaciones y el buen tiempo, pero también los mosquitos y otros insectos. Por lo que, si tienes mosquiteras en casa, llevar a cabo un mantenimiento eficaz es esencial si quieres garantizar su eficacia y durabilidad. Sin una limpieza y mantenimiento adecuados, las mosquiteras perderán su función y se estropearán antes de tiempo.

Ahora bien, dependiendo de la temporada, la ubicación geográfica y la exposición al polvo del lugar donde vives, será recomendable limpiarlas una, dos o más veces al año. En general, la recomendación de los fabricantes es limpiar las mosquiteras por lo menos dos veces al año. Durante la limpieza, aprovecha para revisar la mosquitera y reparar cualquier daño.

Cómo limpiar una mosquitera

Antes de explicarte cómo hacer el mantenimiento de las mosquiteras que tengas en tu hogar, es conveniente distinguir entre los diferentes tipos de mosquitera que hay en el mercado: enrollables, correderas, plisadas, abatibles y fijas. Dependiendo del tipo de mosquitera, la limpieza y mantenimiento de la misma requerirá unos cuidados concretos. Ahora que el calor aprieta, tener estos conceptos claros es esencial para sacarle el mayor partido a tus mosquiteras.

Mosquiteras enrollables

Para poder limpiar correctamente una mosquitera enrollable, primero debes desenrollarla por completo. A continuación, puedes utilizar una aspiradora con accesorio de cepillo con el que eliminar el polvo tanto en los rieles como en la propia malla. El siguiente paso es utilizar un paño húmedo con agua tibia y jabón para la limpieza de la malla. Es importante que dejes secar bien la mosquitera antes de volver a colocarla.

Mosquiteras correderas

Lo primero es desencajar la mosquitera y apoyarla sobre una superficie plana para poder limpiarla sin riesgo de romper la malla. Para su limpieza, puedes utilizar un cepillo suave con el que quitar el polvo y un cepillo de dientes o de pequeño tamaño con el que limpiarás los rieles. Aprovecha para aplicar lubricante en los mismos para que funcionen adecuadamente. Antes de volver a encajarla, deja que se seque bien.

Mosquiteras plisadas

Para el mantenimiento de este tipo de mosquitera tienes que desplegarla por completo para exponer todas sus capas. Con un cepillo o una aspiradora, elimina el polvo de cada parte. A continuación, utiliza un paño húmedo previamente empapado en agua y jabón para limpiar la malla y toda la estructura. Mientras la limpias, puedes aprovechar para revisarla y detectar posibles desperfectos.

Mosquiteras abatibles

Al igual que en los casos anteriores, antes de proceder con la limpieza de este tipo de mosquitera deberás tener acceso a ambos lados. Para ello tendrás que abrirla para poder limpiar la malla con un trapo húmedo, previamente mojado con agua y jabón. Cuando termines la limpieza, lubrica bien las bisagras para su correcto funcionamiento. Deja que se seque bien y revisa que funcione adecuadamente.

Mosquiteras fijas

Para mantener en perfecto estado las mosquiteras fijas, es recomendable que utilices un cepillo de cerdas suaves o una aspiradora. Una vez quitado el polvo de la malla, puedes limpiarla con un paño húmedo con agua y jabón. Dejala secar bien y repara cualquier daño que hayas detectado durante el proceso de limpieza. Así conseguirás que te duren el máximo de tiempo en perfectas condiciones.

En resumen, para que cualquier tipo de mosquitera cumpla con su función y te dure lo máximo posible, en líneas generales deberás limpiarlas al menos dos veces al año con un cepillo suave o aspiradora. También es importante pasarle un paño humedecido con agua y jabón para garantizar una limpieza más profunda, y finalmente, si presenta daños, repararlos antes de que vayan a más y tengas que sustituir por completo la mosquitera.

Ventajas de llevar a cabo un buen mantenimiento

Limpiar, revisar y conservar en buen estado las mosquiteras te garantiza mantener un hogar libre de insectos. También te proporciona una mayor seguridad y te ayuda a ahorrar en climatización. Aunque pudiera parecer que una mosquitera no tiene nada que ver con la temperatura del hogar, realmente consiguen mantener fuera tanto el calor como el frío, puesto que funcionan como barrera entre el exterior y el interior de la vivienda.

Otro aspecto positivo es la protección frente al polvo y la contaminación exterior.  Las mosquiteras no solo sirven para que no entren insenctos en casa, también impiden el paso del polvo, el humo y cualquier otro factor contaminante. Otra ventaja añadida es que contribuyen a preservar la intimidad puesto que distorsionan la imagen gracias a su estructura de rejillas.

Como ves, las ventajas son variadas, y conseguirlas es sencillo, solo tienes que realizar el mantenimiento adecuado para que tus mosquiteras, te ofrezcan todos sus beneficios. Además, existen numerosos modelos de mosquiteras para todo tipo de puertas y ventanas, incluso las hay con tela antipolen y antiviento. De hecho, las empresas especializadas te ofrecen mosquiteras a medida para proteger tu hogar.

Deja un comentario