En la lucha contra las adicciones, particularmente aquellas que afectan a las mujeres y a las personas transgénero de orientación femenina, es de gran importancia contar con enfoques especializados y comprensivos.

En este escenario, Guadalsalus ha surgido como un referente al proporcionar un enfoque pionero en el tratamiento de desintoxicación, adaptado para atender las necesidades específicas de estas comunidades.

Enfoque empático y especializado para tratar las adicciones en mujeres y personas transgénero

Guadalsalus, como centro de desintoxicación para mujeres y personas transgénero, alberga el Instituto MIA, el primer centro femenino en España dedicado a abordar las adicciones desde una perspectiva de género.

Este instituto, ubicado en Sevilla, es pionero en ofrecer un enfoque terapéutico exclusivo para mujeres y personas transgénero de orientación femenina, reconociendo la importancia de adaptar los tratamientos de desintoxicación a los requerimientos específicos de estos grupos demográficos.

Esta iniciativa surge en respuesta a la creciente conciencia sobre las diferencias físicas y biológicas en el impacto del consumo de drogas entre hombres y mujeres. Entre estas diferencias, se destaca que la composición biológica única de las mujeres metaboliza las sustancias de manera diferente, lo que resulta en un efecto más rápido y potente a partir de cantidades más pequeñas.

Además, existe una mayor incidencia de trastornos neurológicos, psicológicos o psiquiátricos, como ansiedad, depresión, estrés postraumático, tendencias suicidas y trastornos alimentarios debido al consumo de drogas. El abuso de estas sustancias también puede alterar los procesos hormonales y provocar complicaciones en los ciclos menstruales y el embarazo.

Varios estudios indican que las mujeres enfrentan consecuencias más severas por el uso de sustancias, a menudo agravadas por las desigualdades sociales que contribuyen a su vulnerabilidad a la adicción. Esta vulnerabilidad puede llevar a una transición rápida de un uso moderado a un uso intenso.

Por lo tanto, al reconocer estas diferencias basadas en el género es posible desarrollar y proporcionar tratamientos más efectivos para las mujeres y personas transgénero que se enfrentan a problemas relacionados con el abuso de sustancias psicoactivas.

Beneficios del tratamiento especializado con perspectiva de género

El tratamiento de adicciones con perspectiva de género ofrecido por Guadalsalus trasciende el mero reconocimiento de las diferencias biológicas y psicológicas entre hombres y mujeres, buscando crear un entorno seguro y de apoyo para las participantes. Este tratamiento no solo atiende los aspectos físicos de la adicción, sino que también aborda de manera profunda los desafíos emocionales y psicológicos que subyacen a la recuperación.

A través de este enfoque, Guadalsalus se compromete a fomentar una recuperación integral y sostenible, reconociendo que las adicciones impactan diversos aspectos de la vida de las mujeres y personas transgénero, y abordando estas complejidades de manera compasiva y efectiva.

Y como muestra de su compromiso con la accesibilidad y la eliminación de barreras hacia el tratamiento, Guadalsalus ofrece la primera consulta de forma gratuita. Esta iniciativa brinda a las interesadas la oportunidad de recibir asesoramiento inicial sin compromiso financiero.

Al hacerlo, Guadalsalus marca una diferencia significativa en el panorama de la rehabilitación en España, eliminando obstáculos y promoviendo un acceso equitativo a la ayuda profesional para la recuperación de adicciones.