Planificar una campaña de email marketing es relativamente sencillo. Sin embargo, hay que definir claramente las estrategias y la campaña en sí, con anterioridad.

A continuación se mostrarán varias ideas para hacer un mailing y no dejar pasar la oportunidad de vender y/o fidelizar a los usuarios.

¿Qué es el mailing?

El mailing es un formato o modalidad para hacer publicidad utilizando el correo electrónico, para lo cual se promocionan los servicios o los productos de determinado negocio o marca. Todo esto se logra mediante el uso de bases de datos que no son propias de la marca.

La meta u objetivo de las campañas de mailing es vender a toda costa y se persigue este fin enviando masivamente ofertas, promociones o descuentos de determinado negocio o marca.

Para hacer el mailing no es necesario la segmentación. La intención en diseminar la información masivamente. Si se logra vender, se alcanza el objetivo. Si no se consigue vender, no importa, quedan los datos de la base de datos para otra oportunidad en el futuro.

Sin embargo, estudios más recientes han determinado que la segmentación sí influye en las campañas de mailing. A continuación se explicará por qué.

¿Cómo hacer mailing?

Para hacer mailing de manera correcta se deben seguir estos pasos:

Crear una lista de contactos de posibles interesados en los productos o servicios

Tras las campañas de mailing exitosas hay una base de datos o lista de contactos que van a recibir un correo electrónico con la información. Crear la lista con los contactos es la base de la estrategia de marketing.

Ya no es necesario comprar bases de datos para las campañas de mailing. Actualmente se utiliza lo que se denomina como spam, más aún con la entrada en vigencia es Europa del RGPD o Reglamento General de Protección de Datos en el cual el consentimiento de los usuarios es de obligación legal para todos los que envían correos y para el proveedor de correo electrónico que se elija para hacer la campaña de captación y venta..

Cuando se incluyen procesos de suscripción voluntaria, conocidos como opt-in para registrar los contactos es una certeza de que quienes reciban las campañas de correo electrónico puedan tener interés genuino por los productos o servicios ofrecidos.

Definir la meta de la campaña de correo electrónico

No se debe hacer un mailing masivo sin fijar con antelación un propósito claro. Una vez que se ha implementado la estrategia, sobre todo en la creación de listas, es posible enviar la campaña por correo electrónico, la cual se hace para alcanzar metas como:

  • Promocionar un producto nuevo
  • Hacer descuentos a clientes leales
  • Promover descargas de determinados materiales

Brindar información actualizada a los suscriptores sobre determinadas novedades de la marca o negocio. Por supuesto, los anteriores tres ítems son solo ejemplos, porque las metas se fijan dependiendo del negocio y sus necesidades particulares. No obstante, una vez que se hayan definido los objetivos, será más sencillo establecer el contenido del mailing.

Crear la estrategia de mailing para llamar la atención de los contactos acertados

Elegir al público apropiado para la campaña de correo electrónico es lo que determina, en gran medida, el éxito o no de la estrategia de marketing por correo electrónico.

Por tanto, se debe impedir que el mismo mensaje sea enviado a todos los contactos de la base de datos. Si se envían todas las campañas de mailing de forma indiscriminada es más factible que estos caigan en la bandeja de entrada de los contactos no interesados en el mensaje.

Para poder maximizar todo el potencial en lo que se refiere a la orientación de los contactos, conviene utilizar tres herramientas:

  • Listas de contactos o bases de datos múltiples
  • Segmentación de las bases de datos o de las listas
  • Hacer segmentación dinámica o lead scoring

Este último ítem se logra mediante el uso del marketing automation o herramientas de automatización que organizan a los contactos en listados o segmentos específicos que están basadas en peculiaridades o comportamientos claramente determinados y, de esta manera, se orientan de una mejor forma los emails en tiempo real.

Conformar un correo electrónico con diseño responsivo

El diseño responsivo permite adecuar el aspecto de las páginas web al dispositivo determinado que se use para visitarlas. Si se crea una campaña de mailing para que se vea bien en determinadas pantallas esta será más efectiva.

Puede sonar engorroso, pero no, es quizás una parte sencilla de todo el proceso porque existen variadas herramientas en el mercado para lograr esta meta. Gracias a estos recursos es posible crear newsletters atractivas (boletines informativos) para las promociones sin que exista la necesidad de contar con experiencia en diseño.

Todo lo mencionado es posible porque estas herramientas poseen una sencilla interfaz que hace posible elegir una plantilla predeterminada, arreglar, arrastrar y editar contenido a voluntad.

Optimizar el email para ampliar la conversión

El éxito de una campaña de mailing tiene que ver, en gran medida, en la manera cómo salga en la bandeja de entrada de los contactos de la base de datos.

El título debe destacar al caer en la bandeja de entrada. De esta forma el lector podrá identificar de manera automática los correos. Para poder hacer eso se requieren 3 puntos claves:

  • El remitente
  • El asunto del email
  • El pre-encabezado

Revisar detenidamente la campaña de mailing antes de enviarla

No se debe dejar de ver bien el correo antes de enviarlo. Verificar que no existan errores es indispensable, pues estos podrían causar efectos negativos en la imagen del negocio o marca.

Para esto se creó la herramienta de enviar correos electrónicos de prueba. También se tienen que evitar los correos electrónicos a la lista de contactos incorrecta. Esto es posible que se evite usando determinadas herramientas disponibles en el mercado que permiten hasta una vista previa del email.

Programar la campaña para el momento adecuado

Una vez que la campaña haya sido revisada a cabalidad, al igual que la lista, se puede programar su envío, el cual no debe hacerse en horas pico o de mucho tráfico porque pasará desapercibida.

Analizar los resultados

Después de enviar la campaña de mailing se deben revisar los resultados. Evaluar si el envío masivo de correos electrónicos tuvo impacto en las ventas o, al menos, causó un intercambio de ideas o de comunicación con los clientes.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad