recopilatorio-avances-ciencia2014-sinc

La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

La ciencia española ha participado durante 2014 en decenas de proyectos que han supuesto notables avances científicos. Las misiones espaciales europeas Rosetta y Sentinel-1 y los avances contra la leucemia, la malaria y el VIH, son algunos de ellos.

Como viene siendo habitual en los últimos años, la ciencia española capea los recortes y vuelve a dar titulares de importancia internacional. Destacamos diez de los más importantes hitos conseguidos en el año que terminó.

Morenos de ojos azules

Investigadores españoles y daneses lo publicaron en la revista Nature: los cazadores recolectores que habitaban Europa en el Mesolítico tenían la piel oscura y los ojos azules, una combinación que no existe actualmente. Los autores secuenciaron el genoma de un humano europeo que existió antes de la llegada de la agricultura y la ganadería. Como explicó a Sinc Carles Lalueza-Fox, del Instituto de Biología Evolutiva del CSIC y la Universidad Pompeu Fabra, era “la primera vez que se recupera un genoma completo de un individuo europeo antes del Neolítico”.

El trío del que descienden todos los europeos

En septiembre, ocupaba la portada de Nature otro estudio, en el que participaron las universidades Pompeu Fabra y de Santiago de Compostela, que probó la triple descendencia de los actuales habitantes de Europa: procedemos de una mezcla de cazadores recolectores, primeros agricultores y una tercera población no descrita por ahora.

Descubridores de nuevas especies

Un equipo liderado por José Manuel Guerra García, de la Universidad de Sevilla, encontró un minicamarón en California, denominado Liropus minusculus, que se ha incluido en el top ten del Instituto Internacional para la Exploración de Especies (IIEE), una lista que conciencia a la población sobre la importancia de conservar la biodiversidad de la Tierra. También en 2014 un científico español y una científica portuguesa descubrieron el escarabajo Duvalius abyssimus en la cueva Kruber del Cáucaso Occidental, la más profunda del mundo.

Españoles en Rosetta…

Indudablemente, Rosetta ha sido uno de los temas científicos del año. Entre los investigadores de la misión no hay españoles, pero sí entre sus ingenieros. “Trabajan tanto en el centro de investigación y tecnología espacial de Noordwijk (Países Bajos) como en el centro de operaciones de la misión, en ESOC (Alemania), en los equipos de control y dinámica de vuelo de Rosetta” explicó a Sinc el ingeniero pamplonés Miguel Pérez, que lideró los comandos que comunican a los científicos con sus instrumentos en la nave.

… y en el centinela que vigila a la Tierra

También hay participación española en otro de los hitos espaciales del año, el satélite Sentinel-1A de observación de la Tierra, diseñado para proporcionar información precisa, actualizada y de fácil acceso que ayude a mejorar la gestión del medio ambiente y mitigar los efectos del cambio climático.

Ciencia básica para atacar las metástasis

La revista Cell, donde se recogen los mayores avances de la biología básica, ha publicado un estudio liderado por el catalán Joan Massagué, director del Memorial Sloan Kettering Center de Nueva York, que explica por qué se originan algunas metástasis en el cerebro. El mecanismo parece imprescindible para que las células cancerosas se extiendan a otros órganos. Si se consiguiera bloquear con un fármaco, se reduciría la mortalidad asociada a la metástasis.

Antitumorales con reconocimiento internacional

Con motivo de su 40º aniversario, Cell elaboró un listado con los 40 investigadores más relevantes del mundo menores de 40 años. El español Óscar Fernández–Capetillo, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que desarrolla compuestos con actividad antitumoral, está en la lista. “En las dos últimas décadas España ha evolucionado de forma favorable en materia de investigación, pero los últimos años están siendo muy difíciles debido a la situación económica que atravesamos”, afirmaba el bioquímico.

Fernández-Capetillo ha sido, además, una de las las estrellas emergentes de la ciencia seleccionadas por Nature al terminar el año como promesa para 2015.

Hormonas femeninas contra la leucemia

El hecho de que los hombres tengan más riesgo de desarrollar leucemia que las mujeres hizo que científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) indagaran en la relación entre células madre sanguíneas y hormonas sexuales femeninas. Sus resultados sostienen que los estrógenos son capaces de proteger frente al desarrollo de trastornos de la sangre. Este descubrimiento  puede explotarse en el tratamiento de ciertas leucemias para las que hoy no existen terapias curativas definitivas.

Acorralando al virus del sida

Este año 2014, investigadores españoles han demostrado la alta eficacia de un nuevo medicamento contra el virus del sida de una sola toma al día. El fármaco bloquea la replicación del VIH al evitar la integración del ADN viral en el material genético de las células inmunitarias

Con respecto a la epidemia de VIH, este año también se ha descubierto que su origen está en Kinsasa (República Democrática del Congo). Un grupo europeo de científicos, en el que participó la Universidad de Vigo, ha descubierto que con la explosión del número de hombres trabajadores en las colonias europeas creció la prostitución, lo que unido a las nuevas redes de transporte propició que el virus se dispersara.

Nuevos genes implicados en el autismo

El análisis genético más grande jamás realizado sobre el autismo aumentó el número de los genes relacionados con este síndrome a más de 100. El equipo científico, con participación de la Universidad de Santiago y el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, ha analizado el genoma en más de 15.000 muestras de padres, niños afectados y individuos sanos.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad