vientre-mujer-manos

Una mala alimentación, la falta de hidratación, la poca actividad física, son factores que influyen en el estreñimiento, aunque también es cierto, que existen épocas de la vida o del año donde éste se hace muy presente, y una de ellas es el verano, con los viajes y el cambio de rutina.

En esos momentos en los que algo tan molesto se hace tan frecuente, debemos cuidar de forma más exhaustiva lo que comemos y tener en cuenta todos aquellos alimentos que, por su gran contenido en fibra, muy importante para favorecer el peristaltismo (movimiento de los intestinos por el que se facilita la evacuación de las heces) pueden ayudarnos a vencer el estreñimiento.

–    Verduras y hortalizas, la que más destaca por su contenido en fibra es la alcachofa.

–    Frutas, las más laxantes son las frutas del bosque, como moras, frambuesas y grosellas, también tenemos las naranjas, la granada y el kiwi entre las más ricas en contenido en fibra, aunque todas las frutas la aportan.

–    Las legumbres, un buen plato de legumbres tiene la propiedad de aportarnos bastante fibra. La mejor alternativa para enriquecer este plato es combinarlo con verduras.

–    Los cereales integrales son también una buena fuente de fibra, por lo que sería importante elegir siempre el pan y las galletas integrales, además de la pasta y el arroz integral.

–     Existen evidencias científicas para recomendar un yogur diario u otras leches fermentadas, ya que favorecen el tránsito intestinal.

Existen además otras recomendaciones dietéticas que podríamos tener en cuenta para evitar el estreñimiento como:

–    Tomar una buena cantidad de agua diaria.

–    Comer 5 veces al día, ya que con la digestión se favorece el movimiento de los intestinos. Una buena idea sería que la comida de media mañana y media tarde, siempre nos aportara fibra.

–    Realizar algún tipo de actividad física, ya que ayuda también al peristaltismo.

Si con todo esto no fuera suficiente existen además algunos complementos dietéticos que pueden servirnos a la hora de luchar contra el estreñimiento:

–    La avena o el salvado de trigo pueden ser una solución. Se pueden consumir en comprimidos pero también se encuentran en cereales y galletas. De todas formas no es conveniente abusar del salvado de trigo, se debe consumir con moderación, unos 20-30g diario sería suficiente ya que se podrían sufrir las consecuencias de su abuso; flatulencia, distensión y dolor abdominal.

–    El glucomanano es otro complemento dietético a los que más se recurre. Se trata de un compuesto que tiene la cualidad de absorber agua formando un gel espeso, aumentando el volumen del contenido intestinal, y, por tanto, acelerando los movimientos intestinales lo que corrige el estre-ñimiento.

-El uso de complementos o medicamentos laxantes puede no ser la solución más adecuada a largo plazo, sólo debe usarse en momentos puntuales.

Para facilitar el diagnóstico de la existencia de estreñimiento, se considera que en una población sana la frecuencia normal de defecación oscila entre tres deposiciones por semana y tres al día, que se expulsan sin dificultad en el 75% de las ocasiones. Por tanto podríamos afirmar su existencia si ocurriese menos de tres veces por semana, y tener en cuenta todas las recomendaciones dadas.

De padre sevillano y madre granaína, sevillana a fin de cuentas y trianera por adopción. Es técnico superior de Dietética y Nutrición. Como le gusta predicar con el ejemplo, mantiene una alimentación...