Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

La mundialización ha llegado a Senegal y está produciendo la pérdida de valores sociales, morales y educativos de todos los grupos de la región senegalesa de Kolda. Ésta posee un alto grado de diversidad cultural, con una lengua, herencia y creencias que se expresan a través de las letras y del arte.

RedComÁfrica. La región senegalesa de Kolda es un centro de atracción cultural, pero también una tierra de inmigración y emigración. La globalización, con su fuerte poder, está mermando los valores morales, sociales y educativos de los grupos etnoculturales de esta región debido a la exportación cultural que se produce por los sectores que ostentan el poder. El mundo está sufriendo una homogeneización cultural.

Para evitar que se pierdan las ‘raíces’ de esta tierra, sus alianzas estratégicas deben construirse a partir de una relación de enriquecimiento y valoración recíproca a nivel local y global. Esta actitud permite identificar sus valores, y enriquecerlos por medio de contribuciones exteriores con el objetivo de ponerlos a disposición de la población para un desarrollo armonioso de la cultura a nivel regional.

Kolda, una región con una rica tradición cultural

Las manifestaciones culturales iniciadas en Kolda tienen un importante impacto en las subregiones con las que limita, como Gambia, Guinea-Bissau y la República de Guinea. Un ejemplo de ello son las jornadas culturales de Sédhiou, que siguen movilizando a la confederación de pueblos del mandenka de esta subregión.

La reciente movilización de la comunidad mandiga en torno a la fundación Manden Kaaba puede ser concebida como la reacción de una minoría étnica que se siente oprimida, tanto lingüística como culturalmente. Según reconoce Ali Camara, presidente de AEDEC (Asociación para la Formación y el Desarrollo Económico y Cultural), “los límites de todas estas manifestaciones culturales radican en que están organizadas en torno a una cultura étnica con tendencia al conservadurismo que no da muchas posibilidades de apertura hacia la cultura y los actores de ella”.

Además, continúa explicando que “a esto se le añade el carácter arcaico del modelo de financiación de dichas manifestaciones, ya sea de una colectividad local o de la fuerza financiera de los hombres políticos. Así que las oportunidades de desarrollar el potencial cultural de la región de Kolda existen, pero no están siendo exploradas”

Intercambios entre colectividades locales

La cultura es una parte fundamental de la vida personal de cada persona, es su forma de vida y su arraigo a su tierra, pero también un componente dominante y sensible de la vida social. En consecuencia, las políticas y acciones públicas que se desarrollan en materia cultural influyen en la vida de la ciudadanía, tanto en el plano individual como en el colectivo.

Por ello se plantea como una primera forma de cooperación cultural entre las colectividades locales de la región. Ésta tendrá la ventaja de hacer participar a todas las culturas de la región y dar así una unidad cultural a la entidad regional. Este momento debe ser aprovechado para celebrar y magnificar el Kankouran como patrimonio cultural mundial y la fiesta de la vaca, llamada “Moonde”.

La segunda forma de valorar las culturas locales específicas entre colectividades es la organización trienal de festivales de las artes e instrumentos musicales. La música tiene el poder de unir al pueblo, ya que sus ciudadanos y ciudadanas recuerdan los ritmos de su tierra. Estas citas culturales constituyen una gran oportunidad para valorar el potencial cultural que posee Kolda.

Según Madou Bâ, intelectual oriundo de Velingara, “para reforzar la proyección cultural de la región es necesario integrar las dimensiones de cooperación internacional, bilateral y multilateral”. Para hacerlo, cree necesario “negociar una convención de cooperación entre todas las colectividades locales que tienen relaciones privilegiadas con otras entidades de los países del sur y del norte”. Se trata de llegar a un protocolo de acuerdo sobre la cooperación cultural entre las colectividades locales.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad