El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha emitido un mensaje a la nación en el que asegura que «cuando la integridad territorial está amenazada, Rusia utiliza todos los métodos a su alcance, incluidas las armas nucleares. No es un farol». El mandatario ruso ha comparecido en la mañana de este miércoles, anunciando la entrada en vigor de un decreto que declara la «movilización parcial» de cerca de 300.000 reservistas.

Putin ha explicado que «serán llamados a las filas del Ejército solo aquellos ciudadanos que actualmente se encuentren en la reserva, y sobre todo aquellos que hayan servido en las Fuerzas Armadas, tengan ciertas especialidades militares y experiencia relevante». Según sus palabras, los movilizados «antes de ser enviados a las unidades tendrán un entrenamiento militar adicional».

Movilización de reservas

Además del jefe del Estado ruso, en la comparecencia intervino también el ministro de defensa, Serguéi Shoigu, para aclarar la cuestión de la «movilización parcial». Shoigu aclaró que se «convocará a un total de 300.000 reservistas», aunque supondrá «la utilización de alrededor el 1% del todo el recurso de la movilización. No se trata de ninguna movilización de estudiantes, y los reclutas de reemplazo no serán enviados a la operación especial» en Ucrania.

El ministro informó, además, que «Ucrania ha perdido ya la mitad del ejército: 61.207 muertos, 49.368 heridos». En cambio, en las filas del Ejército ruso «murieron solamente 5.937 militares desde el comienzo de la operación». «Ahora estamos combatiendo no tanto con Ucrania sino con el Occidente colectivo (…) cada día vemos ataques contra la población civil. Golpean hospitales, lugares llenos de gente», prosiguió Shoigu.

«Pensamos que todo esto era por falta de control, pero en realidad se trata de un control total por parte de los patrocinadores e instructores occidentales. Han llegado recientemente muchos de ellos a Kiev, en total 150 personas. Casi por completo, el mando occidental que dirige la operación se encuentra en Kiev», concluyó.

Nuevas sanciones

La Cámara Baja del parlamento ruso aprobó, además, en el día de ayer y por unanimidad, una ley que introduce los conceptos de «movilización», «ley marcial» y «tiempo de guerra». Asimismo, se añadieron nuevos artículos al Código Penal ruso, endureciendo los castigos a quienes se reúsen a ser movilizados (entre 3 y 10 años de cárcel), a los desertores (hasta 10 años de reclusión) y a quienes se entreguen al enemigo como prisioneros (también hasta 10 años).

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.

Deja un comentario