Un incendio ha acabado con un gran rascacielos de 200 metros en la ciudad china de Changsha, en todo el centro del país asiático. El incendio ya se encuentra extinguido y no ha habido ninguna víctima mortal.

El rascacielos afectado por el incendio era propiedad de la empresa estatal de telecomunicaciones China Telecom y tenía un total de 42 plantas en las superficies. En las imágenes emitidas en la televisión china y difundidas por usuarios en Twitter, se pueden ver las intensas llamas naranjas que se han apoderado del rascacielos.

«Según una investigación preliminar, el incendio se habría declarado en un muro exterior del edificio», han indicado los bomberos de la provincia de Hunan, en la que se encuentra Changsha, en la red social Weibo. En la misma red social, la propietaria del edificio ha declarado que «El incendio fue apagado a las 16:30 (hora local)».

La ausencia de víctimas se puede deber a la modernidad que puede tener el edificio, construido en el año 2000. Además, los grandes edificios de China suelen practicar medidas anti-incendio con regularidad.

Deja un comentario